Santo Sacrificio

La malicia humana no quita al Santo Sacrificio su carácter de conciliación: Entre los pecadores que se encontraron en el Calvario, solamente algunos se convirtieron dándose golpes de pecho y diciendo: “Este hombre era verdaderamente el Hijo de Dios”. Los otros, obstinados en su maldad, rechazaron los rayos de luz y de misericordia que salían del Corazón de nuestro Amantísimo Jesús, y sin embargo, el día de Pentecostés, después de la predicación de San Pedro, sus almas, ya preparadas, se convirtieron y tres mil personas abrazaron la fe, haciéndose discípulos del Salvador

“Si alguien dijere que el sacrificio de la Misa no es propiciatorio, sea anatema”

Concilio de Trento XXII can. 3

Explicación de la Santa Misa (R Padre Martin de Cochem) año 1630 – 1712

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: