A estas alturas, alguien cumple las 95 tesis?

Cambio culturalla relación con Dios experimentará en este nuevo marco cambios profundos. Los desafíos a la Iglesia se remontan al siglo XIV, pero la Reforma es la consecuencia teológica que finalmente sobreviene, y que termina de desmembrar la unidad cultural que descansaba en la unidad eclesiástica. Así, Lutero reaccionará contra la venta de indulgencias —ySigue leyendo «A estas alturas, alguien cumple las 95 tesis?»

Confesión y eucaristía

El sacramento de la Penitencia es el único medio ordinario por el cual se pueden perdonar los pecados graves cometidos después del Bautismo y deben ser confesados por su número y especie (cf. Concilio de Trento, ses. 14, can. 7). Por ley divina el confesor no puede violar el secreto del sacramento de la PenitenciaSigue leyendo «Confesión y eucaristía»

Santo sacrificio de la misa

En la Santa Misa se ofrece a la Santísima Trinidad un sacrificio verdadero y propio, y este sacrificio tiene un valor propiciatorio tanto para los hombres que viven en la tierra como para las almas del purgatorio. Es, por lo tanto, errónea la opinión según la cual el Sacrificio de la Misa consistiría simplemente enSigue leyendo «Santo sacrificio de la misa»

Eucaristía

En el más sagrado de los sacramentos, en la Eucaristía, se produce un cambio maravilloso, a saber, de la entera sustancia del pan en el cuerpo de Cristo y de la entera sustancia del vino en su sangre, un cambio que la Iglesia católica muy adecuadamente llama transubstanciación (cf. IV Concilio de Letrán, c. 1;Sigue leyendo «Eucaristía»

Ilícito

Todos los mandamientos de Dios son igual de justos y misericordiosos. Por lo tanto, es errónea la opinión de quien afirma que las personas son capaces, al obedecer la divina prohibición—por ejemplo, el sexto mandamiento de no cometer adulterio—, de pecar contra Dios por este acto de obediencia o de hacerse daño moralmente a unoSigue leyendo «Ilícito»

LA LEY DE DIOS

Mediante la gracia de Dios, la persona justificada posee la fortaleza necesaria para cumplir las exigencias objetivas de la ley divina, dado que para los justificados es posible cumplir todos los mandamientos de Dios. Cuando la gracia de Dios justifica al pecador, por su propia naturaleza da lugar a la conversión de todo pecado graveSigue leyendo «LA LEY DE DIOS»

Y los laicos, ¿que debemos hacer?

¿Y cómo pueden los laicos ayudar a la Iglesia en estos tiempos de confusión? 1. Mediante la oración personal intensa, perseverante, y confiada y unidos en una cruzada de oración de gran alcance, implorando el fin de la crisis en la Iglesia y una intervención divina. 2. Mediante el estudio diligente y celoso de lasSigue leyendo «Y los laicos, ¿que debemos hacer?»

Sobre la misa de siempre

Y sin embargo este bien fundado interés se tropieza con la incomprensión, la frialdad, o la abierta hostilidad. El Papa y los obispos de nuestro día debieran escuchar la voz creciente de los jóvenes que piden una restauración del mundo vivo y venerable de la verdad sobrenatural y de la sublimidad que se encuentra enSigue leyendo «Sobre la misa de siempre»

Santo Sacramento del Altar

En la Eucaristía, sólo los elementos externos de la materia, que se llaman “accidentes”, persisten, mientras que la sustancia de los elementos se transforma en la sustancia del Cuerpo y la Sangre de la Sagrada Humanidad de Cristo y, mediante la Humanidad la Divinidad de Cristo está también presente. En la Encarnación, Dios inseparablemente uneSigue leyendo «Santo Sacramento del Altar»

Santo Sacrificio de la Misa

Tenemos obligación de reconocer que los cristianos no pueden hacer nada más santo ni más santo ni más divino que celebrar o asistir a estos divinos misterios, en los cuales la víctima vivificante, que nos reconcilia con Dios Padre, es inmolada todos los días por el sacerdote en el Altar Sesión XXII Concilio de Trento.Sigue leyendo «Santo Sacrificio de la Misa»