El principio de no contradicción (dogma filosófico)



De acuerdo con este dogma una cosa no puede ser y no- ser de un determinado modo al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto. O, en términos más epistemológicos, si una determinada proposición (dado su contexto) es verdadera no puede ser verdad su contraria. Así, por ejemplo, si la proposición “Dios existe” es verdadera no puede ser verdad la proposición “Dios no existe”. Como bien es sabido esta formulación del principio de no contradicción se la debemos al ya varias veces citado Aristóteles. En su Metafísica él nos dice: “Principio cierto por excelencia es aquel respecto del cual todo error es imposible. (…) Pero ¿cuál es este principio? Es el siguiente: que es imposible que el mismo atributo pertenezca y no pertenezca al mismo sujeto, en un mismo tiempo y bajo la misma relación. (…) Este principio, decimos, es el más cierto de los principios. (…) No es posible, en efecto, que pueda concebir nadie que una cosa exista y no exista al mismo tiempo” (5). Entre los filósofos que (también inútilmente) han intentado negar este dogma tenemos al alemán Georg Wilhelm Friedrich Hegel. Según Hegel, dado que “el puro ser y la pura nada son la misma cosa” (6) porque el “ser” no es más que “la pura indeterminación y el puro vacío” (7), una cosa puede, en su “movimiento dialéctico”, ser y no- ser al mismo tiempo y, por tanto, el principio de no contradicción no es válido. La negación no es más que una fase de la “superación dialéctica” de las cosas y, en consecuencia, “no hay lo malo como tampoco hay lo falso” (8). A estas afirmaciones de Hegel hay que responder lo mismo que Aristóteles respondía a Heráclito (que también pretendía negar el principio de no contradicción): “Que se diga una cosa no implica necesariamente que se piense”. Y es que “es evidentemente imposible que el mismo hombre conciba al mismo tiempo que una misma cosa es y no es” (9)

De esta forma, si Hegel creyera realmente lo que dice entonces nos estaría dando la razón ya que si el principio de no contradicción no es válido decir “El principio de no contradicción no es válido” sería lo mismo que decir “El principio de no contradicción sí es válido”. Así que no hay forma de escapar del mismo. Luego, el principio de no contradicción debe ser aceptado como un dogma

¿DIOS EXISTE?: El libro que todo creyente deberá (y todo ateo temerá) leer
Dante A. Urbina

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: