El deseo de la vida eterna, y los grandes bienes prometidos a los que luchan por ganarla

Hijo mío, cuando sientas que de lo alto se te infunde el deseo de la bienaventuranza eterna y el anhelo por salir de la oscura cárcel de tu cuerpo para contemplar mi gloria sin ninguna sombra de mudanza, ensanchas tu pecho y recibe con inflamado afecto esa inspiración santa.

Da incesantes gracias a la clemencia celestial porque tal dignación te muestra, tan misericordiosa te visita, con tanto ardor te anima y con tanta gran fuerza te levanta para que no te hundas por tu propio peso en las cosas de la tierra

Porque no adquiere este deseo por medio de la reflexión o esfuerzo propio, no es más que una dádiva generosa de la gracia celestial y de la clemencia divina, para que progreses en la virtud con mayor humildad y te prepares a luchas futuras; y para que te esfuerces por unirte a mí con todo el amor de tu corazón y servirme con ferviente voluntad.

#vidaeterna #bienesprometidos #gloriadedios #inspiraciónsanta #clemenciacelestial #misericordiadedios #fuerzadedios #esfuerzopropio #graciacelestial #clemenciadivina #virtud #virtudes #humildad #luchas #corazón #voluntad
#imitacióndecristo #tomasdekempis #1418

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: