La Naturaleza y la Gracia

La naturaleza se goza de tener muchos parientes, muchos amigos; se ufana de su linaje y nobleza; a los poderosos sonríe, a los ricos adula, aplaude a los que son del mismo modo; la gracia ama a sus mismos enemigos, no se envanece del gran número de sus amigos; ninguna importancia concede al linaje, niSigue leyendo «La Naturaleza y la Gracia»

La Naturaleza y la Gracia

La naturaleza todo lo hace por su propio interés y comodidad; nada puede hacer de balde; a cambio de sus beneficios espera recibir iguales o mayores, o al menos alabanza y favor; y quiere que se ponderen mucho sus dádivas y servicios; la gracia no busca ninguna cosa temporal, ni pide por lo que haceSigue leyendo «La Naturaleza y la Gracia»

La Naturaleza y la Gracia

La naturaleza es codiciosa, más le gusta recibir que dar, quiere tener cosas personales y propias La gracia es compasiva y generosa, huye de singularidades, con poco se contenta, «más placer encuentra en dar que en recibir» (Hechos de los apóstoles 20.35) La naturaleza inclina a las creaturas a la carne, a las vanidades, aSigue leyendo «La Naturaleza y la Gracia»

La Naturaleza y la Gracia

La naturaleza le teme a las humillaciones y los desprecios; la gracia goza de «sufrir afrentas por el nombre de Jesús» (Hechos de los Apóstoles 5, 41) A la naturaleza le gusta la ociosidad y el descanso corporal; la gracia no puede estar ociosa, y con gusto se dedica al trabajo La naturaleza procura tenerSigue leyendo «La Naturaleza y la Gracia»

Diversos impulsos de la Naturaleza y de la Gracia

La Naturaleza no quiere mortificarse, ni reprimirse, ni vencerse, ni obedecer, ni someterse voluntariamente A la naturaleza le gusta que la honren y reverencien; la gracia atribuye fielmente a Dios toda honra y toda gloria #naturaleza #gracia #mortifiación #reprimir #vencer #obedecer #sometimiento #voluntad #honra #reverencia #honrasoloaDios #GloriaaDios #imitacióndecristo #tomasdekempis #1418

Diversos impulsos de la Naturaleza y de la Gracia

La Naturaleza no quiere mortificarse, ni reprimirse, ni vencerse, ni obedecer, ni someterse voluntariamente A la naturaleza le gusta que la honren y reverencien; la gracia atribuye fielmente a Dios toda honra y toda gloria #naturaleza #gracia #mortificación #reprimir #vencer #obedecer #sometimiento #voluntad #honra #reverencia #honrasoloaDios #GloriaaDios #imitacióndecristo #tomasdekempis #1418

De qué manera debe de ponerse uno en Manos de Dios cuando llega la tristeza

Señor Dios, Padre Santo, bendito seas ahora y para siempre, porque se hace lo que permites, y es bueno lo que tú haces. Que tu siervo se alegre en ti, no en sí ni en otro alguno, porque tú sólo eres la alegría verdadera, tú eres mi esperanza y corona, tú eres, Señor, mi alegríaSigue leyendo «De qué manera debe de ponerse uno en Manos de Dios cuando llega la tristeza»

El deseo de la vida eterna, y los grandes bienes prometidos a los que luchan por ganarla

Otros serán grandes en recibir alabanzas humanas; de tí no se dirá nada A otros les darán varios cargos, a ti no te creerán bueno para nada. La naturaleza se contristará algunas veces por eso, y ya será mucho si en el silencio lo puedes sufrir Esas pruebas y otras parecidas suele sufrir el siervoSigue leyendo «El deseo de la vida eterna, y los grandes bienes prometidos a los que luchan por ganarla»

El deseo de la vida eterna, y los grandes bienes prometidos a los que luchan por ganarla

No pidas lo que te guste o acomode, sino lo que honre y agrade a Dios. Porque si rectamente juzgas, debes preferir y seguir mis disposiciones, más bien que tus deseos y todos los objetos de tus deseos. Conozco tus deseos y he oído tus frecuentes gemidos. Ya quisieras estar libre y gozando de laSigue leyendo «El deseo de la vida eterna, y los grandes bienes prometidos a los que luchan por ganarla»

El deseo de la vida eterna, y los grandes bienes prometidos a los que luchan por ganarla

Hijo mío, cuando sientas que de lo alto se te infunde el deseo de la bienaventuranza eterna y el anhelo por salir de la oscura cárcel de tu cuerpo para contemplar mi gloria sin ninguna sombra de mudanza, ensanchas tu pecho y recibe con inflamado afecto esa inspiración santa. Da incesantes gracias a la clemenciaSigue leyendo «El deseo de la vida eterna, y los grandes bienes prometidos a los que luchan por ganarla»