¿Pornografía?

Cuando San Maximiliano Kolbe tenía doce años, se le apareció la Santísima Virgen, ofreciéndole una corona blanca de pureza y una corona roja de martirio. Aceptó humildemente ambas coronas. Su devoción a María lo inspiró a fundar la Milicia Inmaculada. Después de ser encarcelado en Auschwitz, se ofreció como voluntario para ocupar el lugar de un extraño que había sido condenado a muerte. Kolbe siguió siendo un faro de esperanza y fe para los demás prisioneros en el campamento, guiando las oraciones a Nuestra Señora. Después de dos semanas de hambre, sed y abandono, Kolbe fue el último de los diez en morir. Fue asesinado por inyección letal. Poco después de su muerte fue nombrado el santo patrón de los drogadictos. Debido a la devoción de Kolbe a María y al don de la pureza, es prometedor que su oración ayude a las personas a superar la nueva droga de la sociedad: la pornografía

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: