Eucarístia

Jesús enseñó que la Eucaristía estaba prefigurada en el maná
Evangelio según San Juan 6:49 Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron; 6:50  este es el pan que baja del cielo, para que quien lo coma no muera. 6:51  Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo
Mucho antes de la Última Cena, jesús mismo anunció la Eucaristía: al multiplicar el pan y alimentar a las multitudes que congregaba; al evocar varias veces en su predicación escenas de banquetes; y al elegir ara nacer una ciudad llamada Belén (hebreo, Casa del Pan). En una extensa y explícita profecía, Jesús desarrolló la teología de su presencia eucarística. Se trata del famoso discurso sobre el Pan de Vida
Evangelio según San Juan 6:58 Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron vuestros padres, y murieron; el que coma este pan vivirá para siempre.» 6:59  Esto lo dijo enseñando en la sinagoga, en Cafarnaún. 6:60  Muchos de sus discípulos, al oírle, dijeron: «Es duro este lenguaje. ¿Quién puede escucharlo?» 6:61  Pero sabiendo Jesús en su interior que sus discípulos murmuraban por esto, les dijo: «¿Esto os escandaliza? 6:62  ¿Y cuando veáis al Hijo del hombre subir adonde estaba antes?… 6:63  «El espíritu es el que da vida; la carne no sirve para nada. Las palabras que os he dicho son espíritu y son vida. 6:64  «Pero hay entre vosotros algunos que no creen.» Porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían y quién era el que lo iba a entregar. 6:65  Y decía: «Por esto os he dicho que nadie puede venir a mí si no se lo concede el Padre.» 6:66  Desde entonces muchos de sus discípulos se volvieron atrás y ya no andaban con él. 6:67  Jesús dijo entonces a los Doce: «¿También vosotros queréis marcharos?» 6:68  Le respondió Simón Pedro: «Señor, ¿a quién vamos a ir? Tú tienes palabras de vida eterna, 6:69  y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios.»
Su carne es pan; su sangre es bebida. Esto se corresponde directamente con el pronunciamiento que hace sobre el pan y el vino en la Última Cena: Esto es mi Cuerpo.. Este es mi cáliz de mi Sangre. Esta es la acción que Jesús mandó a sus apóstoles que reinteranran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s