Jesús en el Apocalipsis

La imaginería del Reino inunda el Libro bíblico del Apocalipsis. En él se habla de Jesús como el Primogénito de los muertos y el soberano de los reyes de la tierra, rememorando lo que se dijo de David en el Salmo 89, 28: Yo lo construiré mi primogénito, el más eximio entre los reyes deSigue leyendo “Jesús en el Apocalipsis”

Esto es lo que ocurre cuando celebramos la Eucaristía

La Nueva Jerusalén baja desde los cielos; y Dios y sus ángeles nos elevan hacia la vida divina. Cuando vamos a Misa, nos reunimos en la asamblea o Iglesia del sacerdote-rey, que es un rey eterno como David y un sacerdote eterno como Melquisedec. El rey de Salem, el rey de la paz, reina dondeSigue leyendo “Esto es lo que ocurre cuando celebramos la Eucaristía”

Monte Sión

No debe de sorprendernos saber que cuando acudimos a Misa, vamos a la morada del Rey David: “Os habéis acercado al Monte Sión, a la ciudad del Dios Vivo”. La Jerusalén celestial, y a miríadas de ángeles en asamblea gozosa, y a la iglesia (ekklesia) de los primogénitos (Hb, 12, 22). Aunque la Jerusalén terrenalSigue leyendo “Monte Sión”

Reino de Cristo y su Iglesia

Jesús con su venida, estableció un Reino sobre la tierra. En el siglo IV, San Agustín lo indicó acertadamente “La Iglesia es ya ahora el Reino de Cristo y el Reino de los cielos”. Un teólogo moderno, el Cardenal Charles Journet, se hizo eco de esto: El Reino está ya en la tierra, y laSigue leyendo “Reino de Cristo y su Iglesia”

La Última Cena y el Reino de Dios

Jesús es el heredero de la alianza con David. Él es rey eterno sobre Israel y sobre todas la naciones (Lucas 1, 32-33). Pero ahora promulga una nueva alianza entre Él mismo y los discípulos, extendiendo los privilegios de la alianza de Dios, más allá de la Casa de David, a todos los apóstoles. LosSigue leyendo “La Última Cena y el Reino de Dios”

La Última Cena y el Reino de Dios

En la última cena, Jesús no entrega a otros su reino. Porque continúa refiriéndose a él como “mi Reino”. Los apóstoles no le sustituyen en ningún modo, aunque puedan compartir su reinado y su sacerdocio. El verdadero propósito de la nueva alianza, dice Jesús, es admitir a los discípulos “a comer y beber a miSigue leyendo “La Última Cena y el Reino de Dios”

Antigua y Nueva Alianza

En el Evangelio de Lucas, Jesús se refiere al cáliz eucarístico como la “Nueva Alianza en mi Sangre” (22,20). Evoca las palabras de Moisés en Éxodo 24, 6-8: “Esta es la sangre de la alianza”; pero Cristo las combina con el oráculo de Jeremías -muy posterior a aquellas- referido a la promesa divina: Mirad queSigue leyendo “Antigua y Nueva Alianza”

Noticias de última Hora

Si la promesa de Jesús es el marco del relato, el punto focal es el así llamado “relato de la institución”. Las palabras de la institución son ciertamente extrañas, aunque los cristianos nos hemos acostumbrado a ellas a lo largo de estos dos milenios, Jesús, el rey y el ungido, se identifica a sí mismoSigue leyendo “Noticias de última Hora”

El Reino de Dios

Ardientemente he deseado comer esta pascua con vosotros, antes de padecer, porque os digo que no la volveré a comer hasta que tenga su cumplimiento en el Reino de Dios. Y tomando el cáliz, dio gracias y dijo: Tomadlo y distribuidlo entre vosotros; pues os digo que a partir de ahora no beberé el frutoSigue leyendo “El Reino de Dios”

Las 3 Comidas

El tema del Reino caracteriza a estas tres comidas: Las cinco mil personas quedan “satisfechas” y se recogen doce cestos con el pan sobrante; lo cual indica la plenitud de las doce tribus de Israel bajo el Hijo de David (1 Reyes 4, 20; 8, 65-66) La Última Cena está estrechamente asociada con la inminenteSigue leyendo “Las 3 Comidas”