Exhortación a la piedad durante la Santa Misa

La piedad es un fervor espiritual y no una dulzura sensible. Consiste en servir a Dios, en serle fiel y constante, aunque Él no os comunique ninguna dulzura interior. Es deciros, que ni vuestras oraciones os deben desalentar. Acordaos únicamente de vuestra indignidad, haced lo que os sea posible y continuando oyendo atentamente la Misa.Sigue leyendo «Exhortación a la piedad durante la Santa Misa»

Exhortación a la piedad durante la Santa Misa

Cuán triste es ver la actitud y poca devoción que muchos de los católicos guardan durante la celebración de la Santa Misa. La mayor parte se ocupan más bien en lo que pasa a su alrededor, viendo a los que entran y salen y orando con los labios, pero casi sin darse cuenta de loSigue leyendo «Exhortación a la piedad durante la Santa Misa»

La Naturaleza y la Gracia

La naturaleza es codiciosa, más le gusta recibir que dar, quiere tener cosas personales y propias La gracia es compasiva y generosa, huye de singularidades, con poco se contenta, «más placer encuentra en dar que en recibir» (Hechos de los apóstoles 20.35) La naturaleza inclina a las creaturas a la carne, a las vanidades, aSigue leyendo «La Naturaleza y la Gracia»

Los hijos en las cosas de Dios

El hombre que impide a su hijo o a su servidor asistir a Misa, parece decirle: No es a Dios, sino a mí, a quien debes servir. En verdad, esos cristianos son peores que los paganos, y a la hora de la muerte sabrán la enormidad de su pecado #hijos #Dios #santosacrificiodelamisa #eucaristía #misa #impedirSigue leyendo «Los hijos en las cosas de Dios»

El hombre conoce el bien y el mal moral

– El hombre goza del bien que hace, y siente remordimientos si obra mal. El animal no conoce más que el bien agradable y el mal nocivo a sus sentidos: jamás hallaréis a un animal rastros de remordimientos. Así como no conoce la verdad, este alimento de los espíritus, tampoco conoce el deber, esta fuerzaSigue leyendo «El hombre conoce el bien y el mal moral»

La liturgia depende de la autoridad eclesiástica

Por su misma naturaleza Dado, pues, que la sagrada liturgia es ejercida sobre todo por los sacerdotes en nombre de la Iglesia, su organización, su reglamentación y su forma no pueden depender sino de la autoridad eclesiástica. Esto no sólo es una consecuencia de la naturaleza misma del culto cristiano, sino que está confirmado porSigue leyendo «La liturgia depende de la autoridad eclesiástica»

Un ser Subsistente no puede haber creado, pues ello sería irracional

Argumento: Dios, si existe, es un ser Subsistente y, además, el Creador del universo. Pero ello no es posible porque un ser Subsistente no tiene necesidades y, en cambio, un ser Creador debe crear por alguna necesidad, ya que de lo contrario sería irracional. Por tanto, un ser Subsistente no puede haber creado. Luego, DiosSigue leyendo «Un ser Subsistente no puede haber creado, pues ello sería irracional»

Fssp

V. Acordaos, oh Señor, de Vuestra Congregación.R. Que poseísteis desde el principio. Oremos¡Oh Señor Jesús! Tu que nacíste como testimonio de la Verdad, y que amas hasta el fin a quienes has elegido, dígnate aceptar benígnamente nuestras súplicas por nuestros pastores.Tú que todo lo sabes, tú sabes que ellos te aman y que todo loSigue leyendo «Fssp»

El Espíritu Puro no pudo haber creado la materia

Si Dios, el Espíritu Puro, ha creado la materia, con respecto a su principio esta nos deja dos posibilidades: o estar fuera de Dios o estar dentro de Él. En el primer caso Dios no podría ser el Creador de la materia porque ésta ya hubiera existido desde siempre y coeternamente con Él. Y enSigue leyendo «El Espíritu Puro no pudo haber creado la materia»

El acto de creación es inadmisible

El acto de creación es inadmisible Argumento: Crear es sacar algo de la nada. Pero ello es imposible porque de la nada, nada sale. Por tanto, no puede haber un Ser creador. Luego, Dios no existe. Refutación: Este es el primero de los “argumentos” planteados por el filósofo francés Sebastián Faure para intentar demostrar laSigue leyendo «El acto de creación es inadmisible»