Un Manjar digno de reyes

El relato de Lucas sobre la Última Cena constituye un texto clave para relacionar la identidad de Jesús como “hijo de David” y la Iglesia como el davídico “Reino de Dios”. En la mesa, Jesús constituyó a los apóstoles como vice-regentes suyos. A partir de ese momento, ejercerán la autoridad en su nombre. En los Hechos de los Apóstoles -el libro que Lucas escribió como secuela de su Evangelio- observamos a los apóstoles ejerciendo la autoridad que Jesús les había conferido para el gobierno de la iglesia

Lucas, más que ninguna otro evangelista, asocia las imágenes del Reino con el compartir la mesa. Los exégetas identifican diez comidas distintas en el Evangelio de Lucas. Todas pueden interpretarse como anticipo del banquete del Mesías anunciado por los profetas del Antiguo Testamento (Isaías 25, 6-8; Zacarías 8, 7-8; 19-23). Lo cual resulta todavía más evidente en las comidas que preside el propio Mesías: la que alimenta a cinco mil personas (9, 10-17), La Última Cena (Lucas 22, 7-38), y la comida en Emaús (24, 13-35). En las tres comidas que refiere Lucas -y sólo en ellas- se habla de un pan que es partido. Se utilizará la misma expresión en Hechos 2, 42 y 46; 20, 7 y 11; 27, 35

La fe es razonable (Scott Hahn)

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: