Eucaristía

La iglesia proclama

Que no puede ser manchado por ninguna indignidad ni por ninguna malicia de parte de aquéllos que le ofrecen*

Ciertamente, si los sacerdotes fuesen los verdaderos sacrificadores, la Misa sería acaso profanada con frecuencia; a lo menos, podrían concebirse dudas sobre la manera con que Dios la acogiese; pero según las palabras del Salmista: Tu eres Sacerdote eterno, según el orden de Melquisedec. Dios ha querido que su Hijo tomase, Él mismo, el nombre y el oficio de sacerdote.

*Concilio de Trento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s