CONTRAARGUMENTOS



Todos reaccionamos de forma escéptica cuando nos presentan datos que no concuerdan con nuestra ideología o visión del mundo. Sin embargo, la diferencia entre un igualitarista y un ginocentrista a la hora de proceder será la siguiente:

El igualitarista estará abierto a la información. Investigará las fuentes proporcionadas, y si tras eso continúa siendo escéptico, explorará fuentes alternativas antes de emitir un juicio.

El ginocentrista no estará abierto a la información, y buscará cualquier pretexto para negar los datos, sin consultar las fuentes proporcionadas ni buscar fuentes alternativas.

«Los hombres tienen el poder y podrían solucionarlo, de modo que es culpa suya»

Recordemos que en 2004 un presidente tan beligerante como George Bush fue reelegido con un electorado mayoritariamente femenino. El poder del ciudadano de a pie para influir en la política de un país suele el mismo que el de la mujer: votar. En la mayoría de los países las mujeres superan la mitad de la población, y por ende tienden a ser mayoría en el electorado. Si hablamos ya de dictaduras, el hombre (o mujer) de a pie tiene incluso menos posibilidades de influir en la política.

En resumen: el hombre corriente no tiene más poder para cambiar la política de un país que la mujer corriente, y es injusto acusarlo de lo contrario

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: