Impaciencia


Yo no puedo aguantar tales cosas de esa persona, no tengo por qué sufrirlas. Me causa graves daños y me inventa cosas que nunca me ocurrieron. Si fuera otra persona le aguantaría, pero a ésta no….
Este modo de pensar es indebido porque le da más importancia a las ofensas que se reciben y al ofensor que las hace, que a la excelencia de la virtud de la paciencia, olvidarlo es gran premio que Dios tiene preparado para los que sufren con resignación y alegría.
Dichosos los que sufren con paciencia, porque ellos poseerán la tierra prometida (Mateo 5)
Imitación de Cristo (Tomás de Kempis) 1418

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: