Remedios contra la tibieza

Regresa a Dios: tu primer Amor Práctica fervorosa de los ejercicios de piedad: es la búsqueda del “primer amor” (Ap 2,4). Hay que volver a los ejercicios de piedad, hechos por amor, en especial a aquellos que veníamos haciendo antes de caer en la tibieza. Pero deben practicarse de manera “fervorosa”; el fervor no necesariamenteSigue leyendo “Remedios contra la tibieza”

Tiembla el rey soberbio

Evangelio según san Mateo, 2: 1- 2 Cuando hubo nacido Jesús en Belén de Judá en tiempo de Herodes el Rey, he aquí unos Magos vinieron del Oriente a Jerusalén diciendo: “¿ Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? porque vimos su estrella en el oriente, y venimos a adorarle”. (vv. 1-Sigue leyendo “Tiembla el rey soberbio”

Daños de la tibieza

De pequeñas caídas se preparan las grandes: por las muchas concesiones hechas a la sensualidad y a la soberbia en mil cosas pequeñas, se cae en cosas de mayor importancia. Porque así pasa en la vida espiritual. La Escritura nos dice que, quien no cuida de las cosas pequeñas, cae en las grandes, y quienSigue leyendo “Daños de la tibieza”

Degustar la Palabra de Dios

Cristo: escucha hijo mío mis palabras, palabras dulcísimas que superan a la sabiduría de todos los sabios y filósofos del mundoMis palabras son espíritu y vida (Juan 6, 64) y no deben ser consideradas como simplemente humanas No son para sacar de ellas vano placer. Deben ser escuchadas en silencio y recibirse con humildad profundaSigue leyendo “Degustar la Palabra de Dios”

Causas de la pereza espiritual

Dos causas principales contribuyen a su desarrollo: una alimentación espiritual deficiente, y la invasión de algún germen dañino. Alimentación espiritual deficiente: Para vivir y crecer en la vida, nuestra alma necesita de una buena alimentación espiritual; pero el pasto del alma son los diversos ejercicios espirituales, como meditaciones, lecturas, oraciones, exámenes, el cumplimiento de lasSigue leyendo “Causas de la pereza espiritual”

Prepárate

pues como bueno y leal servidor de Cristo a llevar animoso la cruz de tus sufrimientos, como la llevó el Señor, quien por tu amor fue clavado en la cruzPrepárate a sufrir muchas contrariedades y diversas molestias en esta vida miserable, porque así será dondequiera que estuvieres, y así te parecerá en cualquier sitio dondeSigue leyendo “Prepárate”

Jesús no quita nada, Jesús te lo da todo

Unas veces parece como si Dios te hubiera abandonado. Otras veces el prójimo pondrá a prueba tu paciencia. Y lo que es peor todavía, muchas veces serás pesada carga para ti mismo y no estarás contento de lo que haces y de lo que eres.Sin embargo, no habrá manera de librarte enseguida de todo estoSigue leyendo “Jesús no quita nada, Jesús te lo da todo”

Tibieza

“Conozco tus obras: no eres ni frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! Pero porque eres tibio y no frío o caliente, voy a vomitarte de mi boca.” (Ap 3, 15-16). Existe un nivel “generalizado” de la tibieza que se describe en la terrible frase: “el que peca y reza, empata”. Desgraciadamente debemos reconocerSigue leyendo “Tibieza”

¿Por qué cree que el pentecostalismo ha penetrado de esta forma en América del Sur?

Creo que hay varios factores. El primero, por la teología de la liberación, el modernismo, y el liberalismo en la liturgia y en la práctica de la fe que han vaciado la vida católica de su riqueza para mucha gente, y están buscando algo que compela a sus emociones, a su experiencia de Dios. LosSigue leyendo “¿Por qué cree que el pentecostalismo ha penetrado de esta forma en América del Sur?”

Toma tu Cruz y sígueme

El camino real de la Santa Cruz A Muchos les parece dura aquella frase de Jesús “El que quiera venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz y me siga”. Pero mucho más duro será escuchar aquellas terribles palabras suyas en el día del Juicio: Apartaos de mí malditos.Sigue leyendo “Toma tu Cruz y sígueme”