LA TRANSVERSALIZACIÓN DE GÉNERO EN LAS ALTAS FINANZAS Y EL COMUNISMO



Un informe publicado en 1984, también por la Fundación Rockefeller, titulado «The Status of Women – An Overview of Its Relationship to Fertility and Mortality» (La situación de la mujer: Una visión general de su interrelación con la fecundidad y la mortalidad) muestra también de forma inequívoca que hace décadas no solo había conciencia en los círculos de las altas finanzas internacionales de los efectos a largo plazo que tendría el cambio de los roles de género en el desarrollo de la población, sino que este cambio se forzó deliberadamente para conseguir precisamente esos efectos.

«Igualdad de género» y «empoderamiento de la mujer» Así, a partir de varios estudios sociológicos, se ha establecido una correlación, al menos desde mediados de los años 1970, entre el papel de la mujer en la sociedad y su fecundidad o el número de hijos que desea tener. Mientras que las mujeres que persiguen un plan de vida tradicional como ama de casa se esfuerzan por tener una familia más numerosa, las mujeres que trabajan aparentemente quieren tener menos hijos y también tienen menos. Además, una «relación más igualitaria» entre marido y mujer conduce a una menor fertilidad y a familias más pequeñas. Del mismo modo, las mujeres con un mayor nivel de educación, un estatus social más alto y una mayor autonomía tienen más probabilidades de utilizar métodos anticonceptivos, casarse más tarde y tener menos hijos. «Cuando las mujeres ganan un salario», según una publicación de Rockefeller, «desarrollan el gusto por la independencia, lo que promueve una mayor autonomía de las mujeres y da lugar a una edad más tardía de matrimonio». Cuanto más «emancipada» está una mujer, menos hijos tiene, y «parece haber», como señala otra publicación, «una incompatibilidad entre la mujer educada y el matrimonio, porque la tasa de divorcio está aumentando y el divorcio lo busca principalmente la mujer» . Según las investigaciones, la tasa de divorcio también aumenta cuando las mujeres tienen «acceso a los recursos económicos». La legalización del divorcio se describió como un «gran paso adelante» en el interés de las mujeres, que había sido «históricamente relevante». Para el futuro, se predijo explícitamente que el cambio en los roles de género y la creciente independencia económica de las mujeres darían lugar a un número persistentemente alto de matrimonios y divorcios fallidos, el tamaño de las familias disminuiría, la aceptación social de las madres trabajadoras solteras aumentaría, y cada vez más mujeres permanecerían solteras y sin hijos

The Status of Women, pp.40, 58, 67
Changing Roles of Women in Industrial Societies, p.4

Las raíces ocultas de la agenda de gènęrø: El plan maestro para una sociedad asêxû@da. Alejandro Kaiser

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: