Control social en materia sēxûąl

El camino hacia un futuro opresivo Y, en efecto, en todos los países civilizados se observa actualmente un desinterés mutuo de los jóvenes por el gēnėro opuesto: «El 45% de las mujeres japonesas no tiene interés por el sēxō, mientras que los psicólogos sociales atestiguan el «síndrome del celibato» en un tercio de los hombres».Sigue leyendo «Control social en materia sēxûąl»

El casarse por la iglesia

La alianza matrimonial, por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo Señor a la dignidad de Sacramento entre bautizados. Por tanto, entreSigue leyendo «El casarse por la iglesia»

Lucha de Egos

Las rupturas son cuestión de egos. Egos que se enfrentan y que tratan de satisfacerse personalmente. Yo me opongo a ti porque quiero que esto sea así, o porque estoy interesado en hacer esto de esta forma o poseer aquello que he perseguido durante mucho tiempo. Cuando busco y trato de que mi vida respondaSigue leyendo «Lucha de Egos»

La paz conyugal

Evangelio según san Mateo, 5: 31- 32 «También fue dicho: Cualquiera que repudiare su mujer, déle carta de repudio. Mas yo os digo que el que repudiare a su mujer, a no ser por causa de fornicación, la hace ser adúltera. Y el que tomare la repudiada, adultera». (vv. 31- 32) El que buscó medioSigue leyendo «La paz conyugal»

Tanto para la cabeza como para el cuerpo

Evangelio según san Mateo, 5: 27- 28 «Oísteis que se dijo a los antiguos: No adulterarás. Y yo os digo que todo aquel que pusiese los ojos en una mujer para codiciarla, ya cometió adulterio en su corazón con ella». (vv. 27- 28) Si quieres con frecuencia fijar los ojos en las caras hermosas, serásSigue leyendo «Tanto para la cabeza como para el cuerpo»

Adulterio

Evangelio según san Mateo, 5: 27- 28 «Oísteis que se dijo a los antiguos: No adulterarás. Y yo os digo que todo aquel que pusiese los ojos en una mujer para codiciarla, ya cometió adulterio en su corazón con ella». (vv. 27- 28) Pero como los fariseos creían que el sólo trato corporal e ilícitoSigue leyendo «Adulterio»

Fēmįnïstās comunistas

Las raíces más hondas del feminismo marxista pueden hallarse en socialistas utópicos como Saint-Simon y Fourier. En efecto, en su proyecto utópico contrario al capitalismo aquéllos se habían detenido a pensar en la emancipación de la mujer a través de la emancipación total de la sociedad, con arreglo al “amor fraterno” y a la inclusiónSigue leyendo «Fēmįnïstās comunistas»

Daños irreversibles

Judith Butler admite abiertamente que «incita a la confusión de gėnērö». El máximo nivel de confusión se alcanza cuando una persona ya no sabe si es hombre o mujer. Al contrario de lo que esperan Judith Butler y las feministas de gėnērö, esta tabula rasa de inseguridad no generará la nueva personalidad emancipada con unaSigue leyendo «Daños irreversibles»

La similitud de los hijos con el padre

Evangelio según san Mateo, 5: 9- 9 «Bienaventurados los pacíficos, porque se llamarán hijos de Dios». (v. 9) La perfección está en la paz, donde no hay aversión. Se llaman pacíficos los hijos de Dios, porque nada se encuentra en ellos que se oponga a Dios, pues también los hijos deben parecerse a sus padres.Sigue leyendo «La similitud de los hijos con el padre»