Sobre el Santo Sacrificio

Desde el momento en que el sacerdote llegue al altar, haced la firme intención de oír atenta y devotamente la Misa. Si teníes predilección por algunas oraciones, hacedlas hasta la Consagración. A partir de ese momento supremo, dedicaos exlusivamente a adorar a Nuestro Señor y a ofrecerle con el sacerdote #Exhortación #piedad #SantaMisa #momento #sacerdoteSigue leyendo «Sobre el Santo Sacrificio»

Acuérdate de tu Congregación

A Ti solo toca formar, por tu gracia, esta Congregación. Si el hombre pone en ello el primero la mano, nada se hará. Si mezcla de lo suyo contigo, lo echará todo a perder, lo trastornará todo. Es tu Congregación: es tu obra, Dios soberano. Realiza tus designios totalmente divinos: junta, llama, reúne de todosSigue leyendo «Acuérdate de tu Congregación»

Te pido Señor

Hijos: Esclavos de tu amor y de tu voluntad; hombres según tu corazón, que sin voluntad propia que los manche y los detenga, cumplan todos tus designios y arrollen a todos tus enemigos, como nuevos Davides, con el báculo de la cruz y la honda del santo rosario en las manos 1 Re 17,40Sal 22,4SanSigue leyendo «Te pido Señor»

Entre la leyenda negra y la leyenda rosa

La cuestión de las distintas colonizaciones de las Américas (la ibérica y la anglosajona) es tan amplia, y son tantos los prejuicios acumulados, que sólo podemos ofrecer algunas observaciones. Volvamos a la población indígena, tal como señalamos prácticamente desaparecida en los Estados Unidos de hoy, donde están registradas como «miembros de tribus indias» aproximadamente unSigue leyendo «Entre la leyenda negra y la leyenda rosa»

Santo Sacrificio de la Misa

Oír Misa no es propiamente hablando una oración: es un acto de adoración, es la ofrenda de un sacrificio divino, que los asistentes, si están convenientemente dispuestos, hacen con el sacerdote. Padre Gobat

Misioneros

“Acuérdate, Señor, de tu Congregación” que tenías en la mente, pensando en ella desde la eternidad, que tenías en la mano, cuando con tu palabra creaste el universo; que llevabas en el corazón, cuando tu Hijo, al morir en la cruz, la consagró con su sangre y la confió al cuidado de su Madre SantísimaSigue leyendo «Misioneros»

Advierte

Homilía de San Ambrosio, Obispo Advierte diligentemente, de qué modo el Señor sube con los Apóstoles y desciende hacia las multitudes. ¿Cómo sino en un lugar humilde el pueblo podría ver a Cristo? No le sigue a lo más elevado, no sube a las cumbres. Al descender halla enfermos que no pueden permanecer en lasSigue leyendo «Advierte»

En el obscuro Medievo

En la pintura, una vez más, nos vemos obligados a citar las grandes obras que aun permanecen y que nos siguen asombrando, de las cuales no siempre han quedado los nombres de sus autores, pero toda iglesia europea de aquella época es testigo de lo que decimos. Sin embargo hay algunos nombres que permiten mostrarSigue leyendo «En el obscuro Medievo»

Un sacerdocio externo, visible…

Por eso el sacerdocio externo y visible de Jesucristo se transmite en la Iglesia, no de manera universal, genérica e indeterminada, sino que es conferido a los individuos elegidos, con la generación espiritual del orden, uno de los siete sacramentos, el cual confiere no sólo una gracia particular, propia de este estado y oficio, sinoSigue leyendo «Un sacerdocio externo, visible…»

Fssp

V. Acordaos, oh Señor, de Vuestra Congregación.R. Que poseísteis desde el principio. Oremos¡Oh Señor Jesús! Tu que nacíste como testimonio de la Verdad, y que amas hasta el fin a quienes has elegido, dígnate aceptar benígnamente nuestras súplicas por nuestros pastores.Tú que todo lo sabes, tú sabes que ellos te aman y que todo loSigue leyendo «Fssp»