El Don de Cristo


Tal es el don que el Gran Sacerdote Jesucristo, Hijo único de Dios, ofrece diariamente a la Santísima Trinidad en el sacrificio de la Misa. Pero este don no lo ofrece solo: ofrece además, todo lo que Él ha hecho por la gloria de Dios durante los treinta y tres años que pasó en la tierra, las amarguras que sufrió, sus ayunos, sus vigilias, sus oraciones, sus viajes, todas las fatigas del apostolado, tantas persecuciones, humillaciones, burlas e injurias, su flagelación, su coronación de espinas, su crucifixión, sus llagas, sus angustias, sus lágrimas, su sudor de sangre en el jardín de los Olivos, su conmovedora agonía, su preciosa Sangre derramada con el amor más ardiente; Jesúcristo en la Misa pone todo esto ante los ojos de la Santísima Trinidad, y la insta a recibirlo con agrado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s