Contra el orgullo y sus vanas esperanzas


No te imagines que eres mejor que otros, no sea que seas tenido por peor delante de Dios, el cual sabe lo que hay en el alma de cada persona
Cada cual considere a los demás como superiores a él mismo (Filipenses 2)
Imitación de Cristo (Tomás de Kempis)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s