La Dignidad Sacerdotal

El sacerdote puede decir de sí mismo con San Agustín
Aquel que me ha creado sin mi participación, es creado con mi concurso: Aquel que ha hecho todo de la nada sin mi ayuda, me ha dado el poder, de producirle a Él. ¿No es este un gran misterio y un gran milagro que excede a todos los otros, el que un hombre cree a su propio creador?
Libro V. De la Dignidad

Explicación de la Santa Misa (R Padre Martin de Cochem)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s