El origen de la religión

“religión” viene del latín religare, que significa “volver a unir”. Así, la religión era aquella forma de espiritualidad que “re-ligaba” al hombre con la divinidad. Sin embargo, no se puede “volver a unir” a lo que nunca se ha desunido, no se puede “re-ligar” a lo que nunca se ha desligado. Por tanto, aparte deSigue leyendo «El origen de la religión»

Paz

Evangelio según san Mateo, 5: 9- 9 «Bienaventurados los pacíficos, porque se llamarán hijos de Dios». (v. 9) Son pacíficos en sí mismos aquéllos que, teniendo en paz todos los movimientos de su alma y sujetos a la razón, tienen dominadas las concupiscencias de la carne y se constituyen en Reino de Dios. En ellos,Sigue leyendo «Paz»

Fe

Evangelio según san Mateo, 5: 8- 8 «Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios». (v. 8) Esta manera de ver es un premio de la fe por la cual se limpian los corazones. Como está escrito: «Limpiando con la fe los corazones de ellos» ( Hch 15,9). Esto se prueba principalmente porSigue leyendo «Fe»

Buscadlo por medio de la sencillez del corazón

Evangelio según san Mateo, 5: 8- 8 «Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios». (v. 8) Son necios todos aquellos que desean ver a Dios con los ojos exteriores, cuando sólo puede verse con el corazón, según está escrito en el libro de la Sabiduría: «Buscadlo por medio de la sencillez delSigue leyendo «Buscadlo por medio de la sencillez del corazón»

Hambre y sed

Evangelio según san Mateo, 5: 6- 6 «Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán hartos». (v. 6) Serán también saciados en la vida presente de aquella comida de quien dice el Señor: «Mi comida es el hacer la voluntad de mi Padre» ( Jn 4,34 ), la cual es laSigue leyendo «Hambre y sed»

Descanso del alma

Evangelio según san Mateo, 5: 4- 4 «Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la tierra». (v. 4) Pelean los que no son mansos y se disputan las cosas temporales, pero siempre serán bienaventurados los humildes, porque ellos heredarán una tierra de donde nadie los podrá arrojar. Aquella tierra de la que se dice en elSigue leyendo «Descanso del alma»

Manso y humilde

Evangelio según san Mateo, 5: 4- 4 «Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la tierra». (v. 4) Mansos son aquellos que ceden a las exigencias injustas, no resisten el mal y vencen las malas acciones con las buenas San Agustín, de sermone Domini, 1,2

Un simple pescador

Evangelio según san Mateo, 4: 18- 22 Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio dos hermanos, Simón, que después se llamó Pedro y Andrés su hermano, que arrojaban las redes al mar: eran pescadores: Y les dijo: «Venid conmigo, y os haré pescadores de hombres». Y ellos inmediatamente dejando las redes le siguieron. YSigue leyendo «Un simple pescador»

Humanum genus

La estructura de la Humanum genus puede ser distribuida en nueve puntos, los que a su vez ponen de manifiesto la sistematicidad de su contenido: 1) Por la envidia del demonio que indujo al hom bre ^1 pecado, la humanidad quedó dividida entre el Reino de Dios y el anti-reino de Satanás (las dos ciudadesSigue leyendo «Humanum genus»

Tentación

Evangelio según san Mateo, 4: 1- 2 Entonces Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu, para que fuese tentado por el diablo, y habiendo ayunado cuarenta días y cuarenta noches, después tuvo hambre. (vv. 1- 2) Y porque Jesús ayunó inmediatamente después del bautismo, no debe entenderse que el precepto del ayuno obliga inmediatamenteSigue leyendo «Tentación»