Deficiencias de algunos. Exageraciones de otros

La pureza de la fe y de la moral debe ser la norma característica de esta sagrada disciplina, que tiene que conformarse absolutamente con las sapientísimas enseñanzas de la Iglesia. Es, por tanto, deber nuestro alabar y aprobar todo lo que está bien hecho, y reprimir o reprobar todo lo que se desvía del verdaderoSigue leyendo «Deficiencias de algunos. Exageraciones de otros»

Por tanto, debe existir un ser distinto, inteligente y libre, que los dirija hacia sus respectivos fines

La prueba de esta premisa es también bastante sencilla. Y es que, como decía Santo Tomás de Aquino, “lo que carece de conocimiento no tiende a un fin (por sí mismo) si no lo dirige alguien que lo entienda y lo conozca, tal como el arquero dirige la flecha”; de este modo, los seres puramenteSigue leyendo «Por tanto, debe existir un ser distinto, inteligente y libre, que los dirija hacia sus respectivos fines»

¿El mundo necesita de Dios para seguir existiendo?

Sí; el mundo, que vino de la nada por la voluntad de Dios, no existe sino por la misma voluntad. Es necesario que Dios conserve los seres de una manera directa y positiva por una especie de creación continuada. Fue necesario que Dios sacara de la nada el mundo para que existiera. También es necesarioSigue leyendo «¿El mundo necesita de Dios para seguir existiendo?»

¿Dios existe?

5 vias Santo Tomás de Aquino 5 vía, consideración “Los entes que componen el universo no pueden tender hacia sus respectivos fines única y primariamente por sí mismos”. La prueba de esta premisa es bastante sencilla: dado que para tender de modo autónomo hacia un determinado fin es necesario desearlo y, además, concebirlo, tendremos queSigue leyendo «¿Dios existe?»

Orden del universo

“Existe un orden en el universo, siendo que los entes que lo componen operan o acontecen como tendiendo hacia un fin”. En este argumento Santo Tomás de Aquino parte de la famosa noción griega del telos, es decir, de la existencia de “orden” en el universo. Tal es la fuerza de este principio que, deSigue leyendo «Orden del universo»

Gravemente enfermos

Evangelio según san Mateo, 4: 23- 25 Y andaba Jesús rodeando toda la Galilea, enseñando en las Sinagogas de ellos, y predicando el Evangelio del reino. Y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y corrió su fama por toda la tierra, y le trajeron todos los que lo pasaban mal, poseídos deSigue leyendo «Gravemente enfermos»

Santo Sacrificio de la Misa

La Santa Misa es superior a todas las demás devociones. El que la abandona, pronto seca en sí las fuentes de la piedad. Así como el sol vivifica todas las plantas, así también la Misa da mayor mérito a todas las obras. El sol de por sí es más luminoso y más útil a laSigue leyendo «Santo Sacrificio de la Misa»

Santo Sacrificio de la Misa

Mientras ofrecíes el Santo Sacrificio con un sacerdote, todos los demás que dicen Misa al mismo tiempo, rogaran por vosotros.Cuándo sabéis que a cierta hora se celebra la Santa Misa en alguna parte y no podíes asistir, no vaciléis; transportad allí vuestro espíritu y vuestro corazón; puesto que el sacerdote ora por todos los asistentes,Sigue leyendo «Santo Sacrificio de la Misa»

Santo Sacrificio de la Misa

es indispensable ofrecerla a Dios, uniendo la intención a la del sacerdote. Esta necesidad dimana de la naturaleza misma de la Misa, puesto que es un sacrificio. En consecuencia, los fieles que se conforman con orar durante su celebración, aunque cumplen con el precepto de la iglesia, no participan de las gracias propias de laSigue leyendo «Santo Sacrificio de la Misa»

La humildad de los ángeles

Con su intelecto vieron todas las consecuencias y las aceptaron. La tradición mantiene que el orgullo era tan poderoso en Lucifer y en sus seguidores que prefirieron el ego—” yo soy yo”, dijo Lucifer— y luego, en el medio de esta prueba, uno de los ángeles menores, San Miguel, que pertenecía al penúltimo coro dijo:Sigue leyendo «La humildad de los ángeles»