El misterio de la Santa Misa

En el Antiguo Testamento, ya nos había ofrecido dos hermosas imágenes de este misterio. La primera, cuando el sacrificio de Aarón: “La gloria del Señor, dice el autor de Levítico (Levítico 9, 23-24) apareció a toda la asamblea del pueblo, y el fuego descendió para consumir el holocausto que reposaba sobre el altar. Al ver esto, el pueblo se prosternó con el rostro en tierra y alabó al Señor”
Un hecho análogo aconteció cuando la consagración del templo (2 Paralipómenos (2 Crónicas 7) “Cuándo Salomón hubo concluido su oración, el fuego del cielo descendió, consumió los holocaustos y las víctimas y la Majestad de Dios llenó el recinto sagrado. Todos los hijos de Israel vieron bajar el fuego de cielo y contemplaron la Majestad Divina en el templo. Se prosternaron con el rostro en tierra y adoraron y alabaron al Altísimo diciendo: “Cuán bueno es el Señor! Su misericordia es eterna!”. Estas son figuras sorprendentes del Santo Sacrificio de la Misa, sobre el cual baja del cielo el fuego del Espíritu Santo a consumir el pan y el vino, y los convierte en el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo

Como somos pecadores indignos, nuestros ojos impuros no ven la realización de estos símbolos, y sin embargo, más de una vez el ojo del hombre ha visto aquí abajo en la tierra el fuego sagrado del Espíritu Santo.

Explicación de la Santa Misa (R Padre Martin de Cochem) año 1630 – 1712

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: