Feliz dia del Padre

NUESTRA ORACIÓN ES PÚBLICA Y COMÚNAnte todo, el Doctor de la paz y Maestro de la unidad no quiso que hiciéramos una oración individual y privada, de modo que cada cual rogara sólo por sí mismo. No decimos: «Padre mío, que estás en los cielos», ni: «El pan mío dámelo hoy», ni pedimos el perdónSigue leyendo «Feliz dia del Padre»

Perdonar

Revivir el momento, pero con Jesús: Los acontecimientos dolorosos son inevitables, pero llenarse de rencor sí se puede evitar. El problema no fue el acto concreto que otro hizo y nos causó dolor, sino la manera en que lo asumimos, sin Cristo, con soberbia, y así se introdujo la semilla del odio en el corazón.Sigue leyendo «Perdonar»

Omnisciencia

Se dice que un ser es omnisciente en cuanto tiene en sí la plenitud y totalidad del conocimiento. Ahorabien, dado que el conocimiento es una perfección pura, necesariamente ha de existir en Dios de modo pleno y total. Y no podría ser de otro modo. En efecto: Él lo sabe todo, sencillamente porque es elSigue leyendo «Omnisciencia»

Obedecer humildemente a Ejemplo de Cristo

¿Pero qué tiene de raro el que tú, polvo y nada, obedezcas por amor de Dios a superiores de tu misma condición humana, si el Hijo de Dios, Omnipotente y Altísimo «por medio del cual fueron hechas todas las cosas, y sin, él cual, nada de lo que existe podría existir. Se hizo obediente aSigue leyendo «Obedecer humildemente a Ejemplo de Cristo»

Venimos a adorarle

Evangelio según san Mateo, 2: 1- 2 Cuando hubo nacido Jesús en Belén de Judá en tiempo de Herodes el Rey, he aquí unos Magos vinieron del Oriente a Jerusalén diciendo: «¿ Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? porque vimos su estrella en el oriente, y venimos a adorarle». (vv. 1-Sigue leyendo «Venimos a adorarle»

El misterio de la Santa Misa

En el Antiguo Testamento, ya nos había ofrecido dos hermosas imágenes de este misterio. La primera, cuando el sacrificio de Aarón: «La gloria del Señor, dice el autor de Levítico (Levítico 9, 23-24) apareció a toda la asamblea del pueblo, y el fuego descendió para consumir el holocausto que reposaba sobre el altar. Al verSigue leyendo «El misterio de la Santa Misa»

Imitación de Cristo

Piensa continuamente en el Altísimo y eleva tu corazón a Cristo sin cesar. Si no sabes meditar en temas celestiales y sublimes, descansa tu corazón meditando en la Pasión de Cristo, deleitándote en pensar con cariño en sus preciosas llagas y en sus sufrimientos.Si con el pensamiento te refugias piadosamente en las heridas y estigmasSigue leyendo «Imitación de Cristo»

Santo Sacrificio de la Misa

Si mucho recibimos de alguien, mucho tenemos obligación de agradecerle, de lo contrario, pasaríamos por ingratos.Colmados por Dios de beneficios sin número, no podemos menos de preguntarnos con David, (Salmo 65,12) ¿Cómo corresponderé yo al Señor por tanto como me ha dado?; y con el profeta Miqueas (Miqueas 6, 6) ¿Qué puedo ofrecer al AltísimoSigue leyendo «Santo Sacrificio de la Misa»