Toma tu Cruz y sígueme

El camino real de la Santa Cruz A Muchos les parece dura aquella frase de Jesús “El que quiera venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz y me siga”. Pero mucho más duro será escuchar aquellas terribles palabras suyas en el día del Juicio: Apartaos de mí malditos.Sigue leyendo “Toma tu Cruz y sígueme”

El misterio de la Santa Misa

En el Antiguo Testamento, ya nos había ofrecido dos hermosas imágenes de este misterio. La primera, cuando el sacrificio de Aarón: “La gloria del Señor, dice el autor de Levítico (Levítico 9, 23-24) apareció a toda la asamblea del pueblo, y el fuego descendió para consumir el holocausto que reposaba sobre el altar. Al verSigue leyendo “El misterio de la Santa Misa”

Deicidio

«Estos días me leyeron un párrafo del Cardenal Bea acerca de los que mataron a Cristo: dice que no el pueblo judío, sino algunos funcionarios judíos mataron a Cristo; pero esos mismos no pueden llamarse “deicidas” porque no sabían que Cristo era Dios. Con todo respeto, podemos advertir que no sabían lo que era Cristo,Sigue leyendo “Deicidio”

Dios con nosotros

Evangelio según san Mateo, 1: 22- 23 Mas todo esto fue hecho para que se cumpliese lo que habló el Señor por el Profeta, que dice: He aquí la Virgen concebirá, y parirá hijo: y llamarán su nombre Emmanuel, que quiere decir “con nosotros Dios”. (v. 22- 23) En realidad aquí se pone nombre aSigue leyendo “Dios con nosotros”

Emmanuel

Evangelio según san Mateo, 1: 22- 23 Mas todo esto fue hecho para que se cumpliese lo que habló el Señor por el Profeta, que dice: He aquí la Virgen concebirá, y parirá hijo: y llamarán su nombre Emmanuel, que quiere decir “con nosotros Dios”. (v. 22- 23) O dice que fue hecho todo esto,Sigue leyendo “Emmanuel”

Unión hipostatica

Hay que precaverse aquí contra el error de Nestorio, que dice: cuando la Escritura divina tiene que hablar acerca del nacimiento de Cristo, que es de la Virgen María, o acerca de su muerte, nunca le da el nombre de Dios, sino los de Cristo, Hijo o Señor, tres términos significativos de las dos naturalezas,Sigue leyendo “Unión hipostatica”

Imitación de Cristo

Piensa continuamente en el Altísimo y eleva tu corazón a Cristo sin cesar. Si no sabes meditar en temas celestiales y sublimes, descansa tu corazón meditando en la Pasión de Cristo, deleitándote en pensar con cariño en sus preciosas llagas y en sus sufrimientos.Si con el pensamiento te refugias piadosamente en las heridas y estigmasSigue leyendo “Imitación de Cristo”

Santo Sacrificio de la Misa

Si mucho recibimos de alguien, mucho tenemos obligación de agradecerle, de lo contrario, pasaríamos por ingratos.Colmados por Dios de beneficios sin número, no podemos menos de preguntarnos con David, (Salmo 65,12) ¿Cómo corresponderé yo al Señor por tanto como me ha dado?; y con el profeta Miqueas (Miqueas 6, 6) ¿Qué puedo ofrecer al AltísimoSigue leyendo “Santo Sacrificio de la Misa”

Jesucristo

El cetro no saldrá de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Aquél que debe ser enviado; Él será el que reúna a todas las naciones» (Gén., 49, 10)

Cristo

Lo que por el don sagrado concedía Dios a los que eran ungidos para ser reyes y sacerdotes, lo ha realizado el Espíritu Santo en el Hombre Cristo añadiendo una purificación, pues el Espíritu Santo purificó lo que de la Virgen María se formara para ser cuerpo del Salvador. Esta es la unción del cuerpoSigue leyendo “Cristo”