Cristianismo



El Infierno existe y quienes están condenados en él por cualquier pecado mortal del que no se han arrepentido son castigados allí por la divina justicia eternamente (cf. Mt 25,46). Conforme a la enseñanza de la Sagrada Escritura, no sólo se condenan por la eternidad los ángeles caídos sino también las almas humanas (cf. 2 Tes 1,9; 2 Pe 3,7). Los hombres condenados eternamente no serán aniquilados, puesto que las almas son inmortales, de acuerdo con la infalibilidad de las enseñanzas de la Iglesia (cf. V Concilio de Letrán, ses. 8).

La religión nacida de la fe en Jesucristo, Hijo encarnado de Dios y único Salvador de la Humanidad, es la única querida positivamente por Dios. Por tanto, es errónea la opinión que afirma que al igual que Dios desea la diversidad de los sexos masculino y femenino y la diversidad de las naciones, del mismo modo también Dios quiere diversidad de religiones.

«Nuestra religión instaura efectivamente una relación auténtica y viviente con Dios, cosa que las otras religiones no lograron establecer, por más que tienen, por decirlo así, extendidos sus brazos hacia el Cielo» (Pablo VI, exhortación apostólica Evangelii Nuntiandi, 53)

Athanasius Schneider. Christus vincit!

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: