Una Nube envolvente (la comunión de los santos)

La iglesia al recordar los hechos notables de los patriarcas de los patriarcas de Israel, hacía que continuasen ofreciendo su testimonio. Aquellas brillantes luminarias de la historia de la salvación han salvaguardado la fe, a pesar de lo mucho que les costó, hasta el punto de “padecer cadenas y cárcel”, o ser “apedreados, aserrados, muertos a espada, desplazados, atribulados y maltratados (Hb 11, 36-37). Cuando los cristianos escuchaban el testimonio de vida de estos testigos, se sentían fortalecidos ante la persecución. Pero los testigos hacen algo más que ofrecernos su ejemplo y testimonio. Los testigos también observan. Y el autor de la Carta a los Hebreos quiere que sus lectores sepan que los cristianos no estamos solos en el combate; que aquellos héroes están con nosotros y nos miran desde el paraíso, el cual será morada de todo aquel que persevere en la fe. Los Santo no nos miran desde la distancia. “Están alrededor de” los fieles en la tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s