Cómo vencer las tentaciones

Antes de la tentación el alma debe vigilar y orar para no dejarse sorprender por el enemigo. Debe huir de las ocasiones de pecado y evitar la ociosidad, que es la madre de todos los vicios. Ante todo, debe depositar su confianza en Dios y en la Virgen María.

Durante la tentación ha de resistirla con energía apenas se produzca, o sea, cuando todavía es débil y fácil de vencer; esto lo puede hacer de dos maneras: directamente, haciendo lo contrario de lo que la tentación propone (alabar a una persona en vez de criticarla) e indirectamente, distrayéndose y pensando en otra cosa que absorba la mente. Este segundo procedimiento es el más eficaz tratándose de tentaciones contra la fe y la pureza.

Después de la tentación ha de dar humildemente las gracias a Dios si salió victoriosa; arrepentirse en el acto si  cayó en ella, y aprovechar la lección para otras ocasiones

Los tentaciones de san Antonio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s