La lectura de Santa Biblia

Las personas pasan. La verdad de Dios dura eternamente
Dios nos habla de diversas maneras. La Palabra de Dios tiene una gran fuerza renovadora. Que no permanezca para ti como si no hubiera sido dicha o escrita.
Muchas veces la curiosidad nos estorba cuando leemos las Sagradas Escrituras, pues pretendemos entender o discutir ciertos misterios.
Si quieres sacar provecho de este Libro Santo leelo con humildad, con sencillez y fe, sin pretender obtener fama de sabiduría. Nadie ha hablado tan bien como Dios. Haz una lista de enseñanzas bíblicas y compara tu vida con ellas.
Que te guste preguntar acerca de las enseñanzas sagradas.
Que te agrade oír y leer las enseñanzas de los santos. Y no desprecies los consejos de los viejos, porque no los dicen sin razón. “En los ancianos está la ciencia, porque su edad les ha dado sabiduría (Job 12)
Las sagradas escrituras nunca pueden fallar (Juan 10, 35). Toda la Sagrada Escritura es útil para enseñar, para corregir y educar 2 Timoteo 3, 16)

Imitación de Cristo (Tomás de Kempis)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s