Reparto de las vestiduras



La historia viene en nuestro auxilio–una vez más– para corroborar el relato evangélico. Si bien es sólo San Juan quien nos habla de la túnica (los otros tres evangelistas las refieren implícitamente al decir que «echaron suertes» sobre las vestiduras), está demostrado históricamente que la ley romana concedía a los soldados ejecutores de la pena capital el derecho de apropiarse de las prendas del condenado. Nos referimos a la spolia o pannicularia, instituto que, avanzados los años, sería regulado de manera más casuística, atento a que los derechos de apropiación solían derivar en verdaderas riñas entre la soldadesca[ 87] (el emperador Adriano debió poner un límite atribuyendo al erario público los posibles objetos de valor del condenado o estableciendo que todo debía destinarse a un fondo común). El episodio de «jugarse» las vestiduras resulta también conforme a las costumbres romanas y a las actuales excavaciones arqueológicas de donde las guarniciones romanas existieron. En efecto, hoy en día puede verse todavía la existencia del «juego de las suertes» (también llamado «juego del rey») que era utilizado por los soldados romanos para matar el tiempo, jugado normalmente con dados de hueso, piedra o arcilla. Entre los descubrimientos de época reciente, uno de los más importantes al respecto es un grabado del lithóstrotos, patio donde Jesús fue condenado a muerte y en el que se encontraban también los soldados que le crucificaron. En cuanto a la prenda o túnica de Jesús, se trataba de una prenda interior, una especie de camisa que llegaba hasta por debajo de las rodillas; el resto de la vestimenta de Jesús sería un manto, un cinturón, unas sandalias y probablemente un paño frontal para sujetar la cabellera e impedir que el sudor recayera sobre los ojos. San Isidoro de Pelusio, ya hablaba en el siglo IV que las especialidades artesanales de la Galilea de entonces eran precisamente las túnicas «sin costura tejidas todas ellas de arriba abajo»[ 88]

¡Crucifícalo!: Análisis histórico-legal de un deidicio
Javier Olivera Ravasi

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: