La contracara del darwinismo:



el diseño inteligente Pero no todos los científicos pertenecen al mismo club que hemos venido siguiendo. Hay especialmente en la actualidad un grupo de ellos, en especial norteamericanos, que se han animado a pensar por su propia cuenta con todo lo que ello implica. Se trata de científicos de primer nivel y de distinto pelaje y color (los hay judíos, cristianos, ateos, etc.) que no creyendo en el dogma evolucionista, comenzaron a analizar la postura darwinista para desenmascararla en su totalidad

El “diseño inteligente” se refiere a un programa de investigación científica que incluye tanto a filósofos, biólogos y estudiosos de diversas ramas del saber que buscan en la naturaleza alguna evidencia de su diseño primordial. Sostienen que ciertas características del universo y de los seres vivos se explican mejor por una causa inteligente y no por un proceso azaroso de selección natural (darwinismo). A través del estudio y análisis de los componentes de un sistema–según dicen– es posible determinar si diferentes estructuras naturales son el producto del acaso o bien de un plan inteligentemente trazado.

Dichas investigaciones se llevan a cabo mediante la observación de los tipos de información producida a partir del actuar de los agentes racionales. El diseño inteligente ha aplicado estos métodos científicos para detectar el esquema de las estructuras biológicas de complejidad irreducible, al contenido de la información compleja y específica del ADN. La corriente del D.I. ha sido altamente criticada, especialmente por los propulsores del darwinismo; hasta se la ha llevado a juicio en el año 2006 en EE.UU. (Dover, Pennsylvania) y “condenada” a no ser enseñada como “alternativa” científica a la hipótesis de Darwin.

Con todo, no deja de ser una hipótesis interesante al punto tal que ha cautivado, por momentos, la atención de los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI, quien–este último– llegó a afirmar en su sermón inaugural que el hombre no es un “producto accidental, sin significado, de la evolución”. En fin, una cara distinta, piense lo que se piense. Como vemos, existe una gran concordancia entre lo que estos científicos afirman y lo que la Iglesia viene manteniendo desde hace siglos: una creación a partir de un diseño providente que “algo” o “alguien”, infinitamente más perfecto que las creaturas, ha planeado y realizado.

Que no te la cuenten 1: La falsificación de la historia. Javier P. Olivera Ravasi

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: