Esto es lo que ocurre cuando celebramos la Eucaristía

La Nueva Jerusalén baja desde los cielos; y Dios y sus ángeles nos elevan hacia la vida divina. Cuando vamos a Misa, nos reunimos en la asamblea o Iglesia del sacerdote-rey, que es un rey eterno como David y un sacerdote eterno como Melquisedec. El rey de Salem, el rey de la paz, reina donde se ofrece a Dios pan y vino en acción de gracias, en la todah, en la eucharistia. El Hijo de David se hace realmente presente entre nosotros y también nosotros nos hacemos realmente presentes en su reino.

!El Monte Sión baja desde los cielos! Jerusalén desciende por la gracia al lugar en el que asistimos a Misa, aunque se trate de la capilla más humilde, incluso si es a cielo abierto y en una tierra extraña. En Misa nos encontramos siempre en casa y sobre el Monte Sión. El Reino de los cielos se instala donde quiera que acudimos a Misa. Allí nos atiende los ministros apostólicos o vice-regentes de Cristo, ordenados según la tradición apostólica

La fe es razonable (Scott Hahn)

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: