Una idēōlogía del mal



Según el punto de vista cristiano, el hombre y la mujer no son un engendro de la naturaleza aleatorio, sino que fueron creados así por Dios. Por lo tanto, no cabe duda de que las intervenciones solapadas en la creación, como el fēminįsmo y la trªnsvērrsalisąción de género, son, según esta lógica, satanismo practicado.

Se dice que el papa Juan Pablo II atacó al «fēminįsmo mundial»: «El Vaticano acusa al fēminįsmo de ‘abolir las diferencias biológicas entre hombres y mujeres'». «Tampoco escasean otras formas graves de vįōlacįøn de la ley de Dios», denunció Juan Pablo II: «Pienso, por ejemplo, en las fuertes presiones del Parlamento Europeo para que se reconozcan las uniones homøsęxūąlês como una forma alternativa de familia, que también tenga derecho a la adopción.

Es lícito e incluso imperativo preguntarse si no está actuando aquí de nuevo una nueva idēōlogía del mal—quizá más insidiosa y encubierta— que pretende explotar en contra del ser humano y la familia incluso los dērechºs humanos»

Spiegel Online del 30 de julio de 2004

Die Welt en línea, 21/2/2005

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: