La santísima Trinidad



Si examinamos detalladamente las Escrituras judías (el Antiguo Testamento) nos encontraremos con muy interesantes y variados indicios y hasta evidencias de la doctrina
de la Trinidad y la divinidad de Cristo. En primera instancia, tenemos que hay varios pasajes que sugieren respecto del ser de Dios una unidad compleja, e incluso una unidad plural.

En efecto, en los siguientes pasajes vemos que habla en plural de cosas que le corresponden específicamente a Él: «Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza» (Génesis 1: 26); «Ahora pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero» (Génesis 11: 7); «: A quién voy a enviar? qquién irá por nosotros?» (Isaías 6: 8).

Tomemos solo el primer pasaje. <Podría estar Dios hablándole a los ángeles? No, porque dice Hagamos» y solo Dios es Creador, los ángeles no crean. Podría estar hablándoles a otros dioses distintos? No, porque en la cosmovisión judía solamente hay un Dios. Por tanto, la única interpretación que no da mayor conflicto frente a ese lenguaje plural es la Trinitaria, esto es: que el Padre les esté hablando a las otras dos Personas (el Hijo y
el Espíritu Santo) que permanecen en la misma esencia divina.

Lo precedente resulta aún más plausible considerando que en el primer versículo de la Biblia, que habla justamente sobre la creación, la referencia a Dios está en plural! En efecto, en Génesis 1: 1 aparece la palabra Elohim que es el plural de El o Eloah (Dios), siendo que «prácticamente todos los académicos judios reconocen que la palabra Elohim, considerada en sí misma,es un sustantivo plural».

Dado ello, si no queremos plantear la existencia de muchas divinidades distintas (lo cual es un absurdo no solo bíblico sino también filosófico), tenemos que abrirnos a la posibilidad de una pluralidad dentro de la misma divinidad, que es precisamente lo que plantea la doctrina de la Trinidad.Es más, resulta que en el propio texto de Deuteronomio 6: 4, que es
el que más usan los judíos para enfatizar la unidad de Dios frente a los trinitarios (como si estos la negaran), no se utiliza la palabra vachid, que invariablemente significa unidad absoluta, sino la palabra echad, que puede significa unidad compuesta!

Muestra de ello es que esta palabra es la que se usa en Génesis 2: 24 para indicar que esposo y esposa serán «una sola carne», lo cual evidentemente es una unidad compuesta

Arnold Fruchtenbaum, «Jewishness and the Trinity», Jews for Jesus,July 1, 1981

Dalet Alan, The Great Jewish Mistery, WestBow Press, Bloomington, 2014, p. 25.

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: