Abba pater

Evangelio según san Mateo, 6: 9- 9 «Vosotros, pues, así habéis de orar: Padre nuestro que estás en los cielos. Santificado sea tu nombre». (v. 9) Como en toda petición se debe empezar por ganarse la benevolencia de aquel a quien rogamos, y después debe decirse lo que pedimos. La benevolencia suele conciliarse por medioSigue leyendo «Abba pater»

Cristo es Cabeza de los Ángeles

– Consta expresamente en la sagrada Escritura. Hablando de Cristo, dice el apóstol San Pablo: El es la cabeza de todo principado y potestad> (Col. 2,I0) La prueba de razón la da Santo Tomás, diciendo que donde hay un solo cuerpo hay que poner una sola cabeza. Ahora bien: el Cuerpo mistico de la IglesiaSigue leyendo «Cristo es Cabeza de los Ángeles»

A Jesucristo

Orden, perfección e influjo Le corresponde, finalmente, el influjo vital sobre todos los miembros de la Iglesia, ya que de su plenitud recibimos todos gracia sobre gracia» (Io. I,I6) San Pablo recogió en un texto sublime estas tres funciones de Cristo como Cabeza de la Iglesia cuando escribe a los Colosenses (1,I8-20): El es laSigue leyendo «A Jesucristo»

La Gracia y Amistad de Dios

La Gracia y Amistad con Dios La gracia de Dios, su amistad, su poderosa ayuda, es maestra de verdad, enseña los mejores modos para vivir santamente; es la luz que ilumina el alma y es el consuelo en las angustias; la gracia aleja la tristeza, disminuye los vanos temores, aumenta la devoción y produce lágrimasSigue leyendo «La Gracia y Amistad de Dios»

La resurrección fue un mito

En realidad no todos los hechos en que se sustenta el argumento están razonablemente establecidos. Por ejemplo, se puede dudar de la tumba vacía por cuanto Pablo, que escribió varias de sus cartas antes de los Evangelios, no menciona mayores datos al respecto, de modo que la resurrección corporal podría ser una tradición tardía inventadaSigue leyendo «La resurrección fue un mito»

Mi tierno Jesús

La eficacia de sus satisfacciones y méritos es rigurosamente infinita y, por consiguiente, inagotable. Ello ha de producirnos una confianza ilimitada en su amor y misericordia. A pesar de nuestras flaquezas y miserias, los méritos de Cristo tienen eficacia sobreabundante para llevarnos a la cumbre de la perfección. Sus méritos son nuestros: están a nuestraSigue leyendo «Mi tierno Jesús»

¿Permanecerás callado Señor?

Acuérdate, Señor, de esta comunidad en los efectos de tu justicia: “Señor ya es hora de que actúes, porque han violado tu Ley”11. Es tiempo de hacer lo que has prometido. ¡Tu divina Ley es quebrantada! ¡Tu Evangelio ha sido abandonado! Torrentes de iniquidad inundan toda la tierra y arrastran a tus mismos servidores. LaSigue leyendo «¿Permanecerás callado Señor?»

Todo para Dios

Evangelio según san Mateo, 6: 1- 1 «Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos de ellos. De otra manera no tendréis galardón de vuestro Padre, que está en los cielos». (v. 1) Por estas palabras: «Para que seáis vistos por ellos», no añadiendo nada, se evidencia que en esto prohibióSigue leyendo «Todo para Dios»

Eran simples alucinaciones

No hubo tal cosa como una resurrección real sino que los discípulos, por causa del estado psicológico en que se encontraban luego de la muerte de su maestro, alucinaron que este había resucitado y por ello empezaron su predicación Respuesta: Esta es la llamada teoría de la alucinación cuyo principal defensor en la actualidad esSigue leyendo «Eran simples alucinaciones»

Sin pecado concebida

El fundamento bíblico de este dogma de fe: la beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo La Inmaculada Concepción es un término usado para referirse al nacimientoSigue leyendo «Sin pecado concebida»