El ejemplo de Pablo

Evangelio según san Mateo, 5: 20- 22 «Porque os digo en verdad, que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos. Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás: pues el que matare, reo será en el juicio. Mas yo osSigue leyendo «El ejemplo de Pablo»

Fe y obras

Evangelio según san Mateo, 5: 14- 16 «Vosotros sois la luz del mundo. Una ciudad que está puesta sobre un monte no se puede esconder. Ni encienden una antorcha y la ponen debajo del celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a todos los que están en la casa. A este modo ha deSigue leyendo «Fe y obras»

La preocupación por la juventud

En cuarto lugar, y para obtener más fácilmente lo que intentamos, con el mayor encarecimiento encomendamos a vuestra fe y a vuestros desvelos la juventud, esperanza de la sociedad. Poned en su educación vuestro principal cuidado, y nunca, por más que hagáis, creáis haber hecho lo bastante para preservar a la adolescencia de las escuelasSigue leyendo «La preocupación por la juventud»

De qué manera debe de ponerse uno en Manos de Dios cuando llega la tristeza

Señor Dios, Padre Santo, bendito seas ahora y para siempre, porque se hace lo que permites, y es bueno lo que tú haces. Que tu siervo se alegre en ti, no en sí ni en otro alguno, porque tú sólo eres la alegría verdadera, tú eres mi esperanza y corona, tú eres, Señor, mi alegríaSigue leyendo «De qué manera debe de ponerse uno en Manos de Dios cuando llega la tristeza»

Los 2 deudores

El Señor narra la parábola del siervo sin entrañas (Mt 18,23-35). En resumen, un rey perdona a un criado una deuda de diez mil talentos; este criado se encuentra con alguien que le debe cien denarios y no lo perdona. El rey se entera, se enfada y envía a este siervo inicuo a la cárcel.Sigue leyendo «Los 2 deudores»

Sin ti nada puedo

Oh, Cristo Jesús, amigo verdadero, Señor y dueño de todo cuanto existe. ¿Cuándo lograré independizarme de lo material y mundano que me ata, y elevar mi espíritu a conocerte, y mi corazón a amarte con toda el alma? Ahora con frecuencia siento deseos de quejarme y lamentarme porque hay contrariedades que me hacen sufrir. PorqueSigue leyendo «Sin ti nada puedo»

Ayuda desinteresada

Casi no la había visto. Era una señora anciana con el coche parado en el camino. El día estaba frió, lluvioso y gris. Alberto se pudo dar cuenta que la anciana necesitaba ayuda. Estacionó su coche delante del de la anciana. Aún estaba tosiendo cuando se le acercó. Aunque con una sonrisa nerviosa en elSigue leyendo «Ayuda desinteresada»

Bienes del sufrimiento

Nos enseña a ejercer misericordia: en muchas ocasiones sólo el que padece, compadece. Así, el que ha experimentado qué es sufrir no dejará de aliviar el dolor de los demás en la medida de sus posibilidades

Sentido del sufrimiento

Es una realidad que todos sufrimos. Más aún, es un misterio el hecho de que todos suframos. Existe una multitud de teorías sobre el sufrimiento que tratan de explicar este misterio desde los más diversos ángulos, en muchas ocasiones prometiendo que de aceptar tal o cual teoría quedaremos, al instante inmunes al padecimiento y libresSigue leyendo «Sentido del sufrimiento»

Jesús migró

Evangelio según san Mateo, 2: 13- 15 Después que ellos se fueron, he aquí un Angel del Señor apareció en sueños a José, y le dijo: «Levántate y toma al niño y a su madre y huye a Egipto, y estáte allí hasta que yo te lo diga. Porque ha de acontecer que Herodes busqueSigue leyendo «Jesús migró»