Prudencia en las acciones


Por eso hay que pedir consejo a personas prudentes y de buena conciencia. Vale mas preferir consejos de personas que son mejores que tu, que amarrarse tercamente a tus propios pareceres. Triunfa quién pide consejos a los sabios. Fracasa quien no acepta consejos de los que saben (Proverbios 1,5) La santidad de vida hace que la persona llegue a ser sabía a lo divino, y experta en muchas cosas.

Cuanto más humilde sea uno para sí mismo y más obediente a Dios, tanta más prudente y tranquilo será en todos sus actos. Lo que Dios te pide no es que le sacrifiques mil víctimas. Lo que el Señor desea de ti es que respetes el derecho de los demás, que practiques la misericordia y que andes humilde con tu Dios (Miqueas 6)

El Ángelus de Millet (1857-9)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s