Las cuatro vías para demostrar la veracidad del Cristianismo


Primera vía: El argumento de la fiabilidad histórica del Nuevo Testamento
Premisa 2

Primera vía: El argumento de la fiabilidad histórica del Nuevo Testamento Enunciación La primera vía para mostrar la veracidad de la religión cristiana se basa en la fiabilidad histórica del Nuevo Testamento y se estructura como sigue:

1. Dada la naturaleza de las cosas que narra, si el Nuevo Testamento es históricamente fiable, entonces el Cristianismo es la religión verdadera.
2. Un documento se considera históricamente fiable si es que pasa la prueba bibliográfica, la prueba de la evidencia interna y la prueba de la evidencia externa.
3. Pero el Nuevo Testamento pasa la prueba bibliográfica.
4. Y la prueba de la evidencia interna.
5. Y también la prueba de la evidencia externa.
6. Por consiguiente, el Nuevo Testamento es históricamente fiable.
7. Luego, el Cristianismo es la religión verdadera.


Un documento se considera históricamente fiable si es que pasa la prueba bibliográfica, la prueba de la evidencia interna y la prueba de la evidencia externa”. Acabamos de decir que el Nuevo Testamento tiene la pretensión de historicidad. Dicha pretensión debe ser examinada científicamente. Es decir, el Nuevo Testamento deben ser examinado con los mismos criterios con los que se examina cualquier otro documento histórico y no debe ser aceptado ni rechazado a priori por el solo hecho de tratarse de un “libro religioso”. Evidentemente, esto “corta para los dos lados” y permite centrar bien la cuestión: ni el cristiano puede pedir que se acepte sin más la validez del Nuevo Testamento, ni el no- cristiano puede descartarlo sin más como “no histórico”.

Ahora bien, ¿qué criterios utilizan los historiadores para determinar la fiabilidad histórica de un documento? Varios, a decir verdad. Sin embargo, la gran mayoría de ellos pueden ser razonablemente sintetizados en el “criterio de las tres pruebas” propuesto por el historiador Chauncey Sanders. De acuerdo con este criterio, para que un determinado documento sea considerado como históricamente fiable debe superar tres pruebas: la prueba bibliográfica, la prueba de la evidencia interna y la prueba de la evidencia externa

Chauncey Sanders, An Introduction to Research in English Literary History, Ed Macmilan Company, New York, 1952, pp. 143ss

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: