Día: 21 agosto, 2017

Tu norte

Quien quiera algo que no sea Cristo, no sabe lo que quiere;  quien pida algo que no sea Cristo,  no sabe lo que pide;  quien no trabaje por Cristo, no sabe lo que hace

El cuerpo de Cristo

Los creyentes que responden a la Palabra de Dios y se hacen miembros del Cuerpo de Cristo, quedan estrechamente unidos a Cristo: “La vida de Cristo se comunica a a los creyentes, que se unen a Cristo, muerto y glorificado, por medio de los sacramentos de una manera misteriosa pero real” (LG 7). Esto es particularmente verdad en el caso del Bautismo por el cual nos unimos a la muerte y a la Resurrección de Cristo (cf. Rm 6, 4-5; 1 Co 12, 13), y en el caso de la Eucaristía, por la cual, “compartimos realmente el Cuerpo del Señor, que nos eleva hasta la comunión con él y entre nosotros” (LG 7).

Oración

Defender la fe católica e instaurar todas las cosas en Cristo, como lo hizo Papa san Pío X

Evangelio

Aleluya, aleluya.

Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos.

Aleluya.
EVANGELIO

Mt 19, 16-22.
Si quieres llegar hasta el final vende lo que tienes, así tendrás un tesoro en el cielo.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo.
En aquel tiempo, se acercó uno a Jesús y le preguntó: –Maestro, ¿qué tengo que hacer de bueno, para obtener la vida eterna? Jesús le contestó: –¿Por qué me preguntas qué es bueno? Uno solo es Bueno. Mira, si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. El le preguntó: –¿Cuáles? Jesús le contestó: –No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre, y ama a tu prójimo como a ti mismo. El muchacho le dijo: –Todo eso lo he cumplido. ¿Qué me falta? Jesús le contestó: –Si quieres llegar hasta el final, vende lo que tienes, da el dinero a los pobres –así tendrás un tesoro en el cielo– y luego vente conmigo. Al oír esto, el joven se fue triste, porque era rico.
Palabra del Señor