Perdónalos porque no saben lo que hacen



Sabemos que, una vez venido Cristo, sin Cruz no hay redención. En el proceso jurídico de Cristo se pueden y se deben diferenciar bien los diversos planos de responsabilidad. Una cosa es la causa final y teológica de la pasión de Jesús (la salvación de la humanidad a causa del pecado) y otra la causa eficiente histórica que la ejecutó (los judíos por medio de Pilato); no hacer esta distinción hace que uno a veces termine confundiendo los planos, como lo hace uno de los autores a quien hemos seguido al decir: … deberíamos declararnos culpables a nosotros mismos, pues el pecado es humano y no judío ni romano[ 96]. Las siete palabras de Jesús en la cruz–palabras dichas conscientemente al Padre Celestial– así lo atestiguan: «Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen» (Lc 23,34); Nuestro Señor no maldijo, sino que pidió perdón para sus verdugos y los causantes de Su muerte, pero no por ello los exculpó. Aunque suene «históricamente incorrecto decirlo» no podemos sino recalcar con Cristo que la principal responsabilidad recae sobre los cabecillas del pueblo elegido: «El que me ha entregado a ti tiene mayor pecado» (Jn 19, 11). Y si se le llama homicida a quien asesina a un hombre, debe llamarse deicida a quien asesina a Dios[ 97]. Y son ellos los deicidas quienes podrían ser divididos en dos grandes clases: los miembros del Sanedrín, por un lado y la masa del pueblo por otro: «es tu nación–decía Pilato– y los pontífices quienes te han entregado a mí…» (Jn 18, 35). En cuanto a los jefes y toda la clase dirigente del Sanedrín, veían en la popularidad de Jesús un peligro para su propia autoridad. Especialmente los saduceos creían que, si continuaba creciendo el movimiento del Galileo, una intervención romana podía acabar con la relativa «independencia» que conservaba la nación. Por parte de la plebe–esa masa ingente que se presentó el Viernes Santo– se hizo solidariamente responsable de los dirigentes, de allí que su culpa sea menor, pero culpa al fin

¡Crucifícalo!: Análisis histórico-legal de un deidicio
Javier Olivera Ravasi

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: