Santa forma



Y cuando prescindimos de estos gestos, ¿la fe en el misterio se debilita? Sí. Cuando prescindimos de signos externos de temor, sacralidad y reverencia, con el tiempo disminuye necesariamente nuestra fe en la Presencia Real de Nuestro Señor y su Encarnación. Estos están conectados. Cada vez que reducimos nuestro respeto y nuestra conciencia en la presencia de Cristo en el sacramento de la Eucaristía—la real, plena, substancial y divina Presencia— disminuimos al mismo tiempo nuestra fe en la propia Encarnación. Fe en la Eucaristía y fe en la Encarnación están inseparablemente unidas. Por lo tanto, es un acto continuo de fe en la Encarnación y en lo sobrenatural porque es sobrenatural, porque la divinidad está cerca de nosotros. En el sacramento de la Eucaristía Nuestro Señor se dignó ocultarse bajo estos elementos externos y débiles de la materia. No existe ningún lugar en el mundo entero, en toda la historia de la Humanidad, en el universo entero, donde Dios esté tan cerca, donde la divinidad está tan cerca de sus criaturas, como en el misterio de la Eucaristía

Athanasius Schneider. Christus vincit!

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: