El Papa Pio X y la paz



“Durante estos meses, el mundo católico, al confirmar su propia fe, ha presentado a la doliente raza humana la cruz de Cristo como única fuente de paz. Hoy, más que nunca, se anhela esta paz; hoy que las clases se enfrentan contra las clases y las naciones contra las naciones; cuando los conflictos internos, cada vez más enconados, acaban casi siempre en franca hostilidad. Los hombres más sabios y expertos se consagran a mejorar la sociedad humana y tratan de hallar los medios para acabar con las terribles carnicerías causadas por la guerra y asegurar al mundo los beneficios de una paz permanente. Todas estas excelentes tentativas, sin embargo, serán parcial completamente estériles si no se procura al mismo tiempo inculcar en los corazones de los hombres las leyes de la justicia y de la caridad. La paz o la guerra en la sociedad civil y en el Estado dependen menos de quienes gobiernan que del pueblo mismo.

Cuando el entendimiento de los hombres permanece cerrado a la revelación divina y no está frenado por la disciplina de la ley cristiana, ¿qué tiene de extraño que muchos, guiados por un ciego afán, se precipiten de cabeza por el camino de la ruina, persuadidos por jefes que no tienen más ideal que su propio interés?

La Iglesia, constituida por su Divino Fundador como guardiana de la verdad y la caridad, es el único poder capaz de salvar al mundo. ¿No estaría, por consiguiente, más en conformidad con los intereses sociales, no sólo el dejarla llevar libremente a cabo su misión, sino ayudarla a cumplirla? Desdichadamente, ocurre lo contrario; a menudo la Iglesia es considerada como enemiga de la raza humana cuando, en realidad, es la madre de la civilización.

Esto no puede sorprendernos, porque sabemos que, siguiendo el ejemplo de su Fundador, la Iglesia, cuya misión es la de hacer el bien, está destinada a padecer injusticias y desprecios. La divina ayuda no le faltará jamás, ni siquiera en los tiempos más tenebrosos. El mismo Jesucristo lo ha dicho y la historia da fe de ello”.


San Pío X: El Papa Sarto, un papa santo. F.A. Forbes

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: