Hágase en mi según tu palabra

Al anuncio de que ella dará a luz al “Hijo del Altísimo” sin conocer varón, por la virtud del Espíritu Santo (cf. Lc 1, 28-37), María respondió por “la obediencia de la fe” (Rm 1, 5), segura de que “nada hay imposible para Dios”: “He aquí la esclava del Señor: hágase en mí según tuSigue leyendo “Hágase en mi según tu palabra”

Evangelio

Aleluya, aleluya.  Dichosa tú, Virgen María, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá. Aleluya. EVANGELIO Lc 1, 39-56. ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Lectura del santo Evangelio según san Lucas. En aquellos días, María se puso en camino y fue aprisa aSigue leyendo “Evangelio”

La Inmaculada Concepción

Para ser la Madre del Salvador, María fue “dotada por Dios con dones a la medida de una misión tan importante” (LG 56). El ángel Gabriel en el momento de la anunciación la saluda como llena de gracia (Lc 1, 28). En efecto, para poder dar el asentimiento libre de su fe al anuncio deSigue leyendo “La Inmaculada Concepción”

Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya. Le pediré al Padre que os dé otro Paráclito, que esté siempre con vosotros. Aleluya, aleluya, aleluya. EVANGELIO Jn 17, 1-11a. Padre, glorifica a tu Hijo. Lectura del santo Evangelio según san Juan. En aquel tiempo, levantando los ojos al cielo, Jesús dijo: «Padre, ha llegado la hora, glorifica a tu Hijo,Sigue leyendo “Evangelio”

Jesucristo

La Anunciación a María inaugura, la plenitud de los tiempos(Ga 4, 4), es decir, el cumplimiento de las promesas y de los preparativos. María es invitada a concebir a aquel en quien habitará, corporalmente la plenitud de la divinidad (Col 2, 9). La respuesta divina a su ¿cómo será esto, puesto que no conozco varón?Sigue leyendo “Jesucristo”