El primer mandamiento y el Ateísmo

En cuanto rechaza o niega la existencia de Dios, el ateísmo es un pecado contra la virtud de la religión (cf Rm 1, 18). La imputabilidad de esta falta puede quedar ampliamente disminuida en virtud de las intenciones y de las circunstancias. En la génesis y difusión del ateísmo “puede corresponder a los creyentes unaSigue leyendo “El primer mandamiento y el Ateísmo”

Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya.Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo – dice el Señor–;el que coma de este pan vivirá para siempre.Aleluya, aleluya, aleluya. EVANGELIOJn 6, 44-51. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo. Lectura del santo Evangelio según san Juan. EN aquel tiempo, dijo Jesús al gentío:    «Nadie puedeSigue leyendo “Evangelio”

El ateísmo

“Muchos  de nuestros contemporáneos no perciben de ninguna manera esta unión íntima y vital con Dios o la rechazan explícitamente, hasta tal punto que el ateísmo debe ser considerado entre los problemas más graves de esta época” (GS 19, 1) El nombre de ateísmo abarca fenómenos muy diversos. Una forma frecuente del mismo es elSigue leyendo “El ateísmo”

Oración

OH, Dios, que inflamaste de amor divino a santa Catalina de Siena en la contemplación de la pasión del Señor y en el servicio a tu Iglesia, concede a tu pueblo, por su intercesión, que, unido al misterio de Cristo, se alegre siempre por la manifestación de su gloria. Por nuestro Señor Jesucristo.

El primer mandamiento y la simonía

La simonía (cf Hch 8, 9-24) se define como la compra o venta de cosas espirituales. A Simón el mago, que quiso comprar el poder espiritual del que vio dotado a los Apóstoles, Pedro le responde: “Vaya tu dinero a la perdición y tú con él, pues has pensado que el don de Dios seSigue leyendo “El primer mandamiento y la simonía”

Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya.Yo soy el pan de vida —dice el Señor—;el que viene a mí no tendrá hambre.Aleluya, aleluya, aleluya. EVANGELIOJn 6, 30-35. No fue Moisés, sino que es mi Padre el que da el verdadero pan del cielo. Lectura del santo Evangelio según san Juan. EN aquel tiempo, el gentío dijo a Jesús:    «¿YSigue leyendo “Evangelio”

El primer mandamiento y el sacrilegio

El sacrilegio consiste en profanar o tratar indignamente los sacramentos y las otras acciones litúrgicas, así como las personas, las cosas y los lugares consagrados a Dios. El sacrilegio es un pecado grave sobre todo cuando es cometido contra la Eucaristía, pues en este sacramento el Cuerpo de Cristo se nos hace presente substancialmente (cfSigue leyendo “El primer mandamiento y el sacrilegio”