Misantropia de la onu

Estas notas son el fruto de casi diez años de seguimiento de los documentos de las Nācįønės Vnįdas. Con un reducido, eficaz y sacrificado grupo de colaboradores, comprometidos sólo por su fidelidad al Evangelio de la Vida. Hemos clasificado y analizado 3.103 documentos oficiales de la ØÑŪ y sus agencias, y 4.482 documentos elaborados porSigue leyendo «Misantropia de la onu»

La destrucción no es por el ser humano, sino por la crisis moral

«Se ha llegado a exaltar la libertad hasta el extremo de considerarla como un absoluto que seria la fuente de los valores.Se han atribuido a la conciencia individual las prerrogativas de una instancia suprema del juicio moral, que decide categórica e infaliblemente sobre el bien o el mal». Se concede «a la conciencia del individuoSigue leyendo «La destrucción no es por el ser humano, sino por la crisis moral»

¿Es lícito pelear por Cristo?

Suele haber entre los cristianos un cierto complejo cuando se oye hablar de la «guerra por Cristo» o de «dar la sangre por defender la Fe». El enemigo de la Iglesia Católica ha venido repitiendo hasta el cansancio que «el valor supremo es la Paz’» y que nada puede oponérsele, sea cual fuere el motivoSigue leyendo «¿Es lícito pelear por Cristo?»

La destrucción de la naturaleza inicia por estos dos ideologos «Atravesar las dos columnas…»

La explotación económico industrial de la tierra, tal y como hoy la entendemos, que ha provocado la crisis ecológica, es fruto más de Francis Bacon y Descartes, que de la tradición biblica. Descartes, concibe un mundo mecánico lleno de materia inanimada y sujeto a pautas predecibles y matemáticamente determinadas, que cualquier mente analítica podra discernirSigue leyendo «La destrucción de la naturaleza inicia por estos dos ideologos «Atravesar las dos columnas…»»

Ecõlogįsmo

La preocupación por la naturaleza va cobrando agresividad tomando postura. Primero, se dice que uno de los errores de la sociedad humana es verse a sí misma separada de la naturaleza, a la que contempla como una mera fuente de recursos. Luego, que en la arrogancia del humanismo, la visión antropocéntrica es tal que enSigue leyendo «Ecõlogįsmo»