Día: 15 febrero, 2019

Cerro del cubilete

Cerro el cubilete, México, nueva construcción, la previa destruida durante la gira cristera, por el presidente masón Plutarco Elías calles, quien la bombardeo 

Sacerdote

“Los presbíteros, aunque no tengan la plenitud del sacerdocio y dependan de los obispos en el ejercicio de sus poderes, sin embargo están unidos a éstos en el honor del sacerdocio y, en virtud del sacramento del Orden, quedan consagrados como verdaderos sacerdotes de la Nueva Alianza, a imagen de Cristo, sumo y eterno Sacerdote (Hb 5,1-10; 7,24; 9,11-28), para anunciar el Evangelio a los fieles, para apacentarlos y para celebrar el culto divino” (LG 28)

Rito etíope 

Oración

Mi lengua anunciará tu justicia, todos los días te alabaré, Señor 

Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya.

Abre, Señor, nuestro corazón,

para que aceptemos las palabras de tu Hijo. 

Aleluya, aleluya, aleluya. 


EVANGELIO

Mc 7, 31-37.


Hace oír a los sordos y hablar a los mudos.


Lectura del santo Evangelio según san Marcos.


EN aquel tiempo, dejando Jesús el territorio de Tiro, pasó por Sidón, camino del mar de Galilea, atravesando la Decápolis. Y le presentaron un sordo, que, además, apenas podía hablar; y le piden que le imponga la mano. Él, apartándolo de la gente, a solas, le metió los dedos en los

oídos y con la saliva le tocó la lengua.

Y mirando al cielo, suspiró y le dijo:

    «Effetá» (esto es, «ábrete»).

Y al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y hablaba correctamente.

El les mandó que no lo dijeran a nadie; pero, cuanto más se lo mandaba, con más insistencia lo proclamaban ellos.

Y en el colmo del asombro decían:

    «Todo lo ha hecho bien: hace oír a los sordos y hablar a los mudos».


Palabra del Señor