Boda de Jesús con su iglesia

El matrimonio en el plan de Dios La sagrada Escritura se abre con el relato de la creación del hombre y de la mujer a imagen y semejanza de Dios (Gn 1,26- 27) y se cierra con la visión de las “bodas del Cordero” (Ap 19,9; cf. Ap 19, 7). De un extremo a otroSigue leyendo “Boda de Jesús con su iglesia”

Evangelio

Me levantaré, me pondré en camino adonde está mi padre y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. EVANGELIO Lc 15, 1-3.11-32. «Este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido» Lectura del santo Evangelio según san Lucas. EN aquel tiempo, solían acercarse a Jesús todos los publicanos y pecadores a escucharlo.Sigue leyendo “Evangelio”

Matrimonio

EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO La alianza matrimonial, por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo Nuestro Señor a la dignidad de sacramentoSigue leyendo “Matrimonio”

Evangelio

No endurezcáis hoy vuestro corazón; escuchad la voz del Señor. EVANGELIO Lc 18, 9-14. El publicano bajó a su casa justificado, y el fariseo no. Lectura del santo Evangelio según san Lucas. EN aquel tiempo, dijo Jesús esta parábola a algunos que confiaban en sí mismos por considerarse justos y despreciaban a los demás: «DosSigue leyendo “Evangelio”

Celibato

En la Iglesia latina, el sacramento del Orden para el presbiterado sólo es conferido ordinariamente a candidatos que están dispuestos a abrazar libremente el celibato y que manifiestan públicamente su voluntad de guardarlo por amor del Reino de Dios y el servicio de los hombres

Evangelio

Convertíos –dice el Señor–, porque está cerca el reino de los cielos. EVANGELIO Mc 12, 28b-34. El Señor, nuestro Dios, es el único Señor, y lo amarás. Lectura del santo Evangelio según san Marcos. EN aquel tiempo, un escriba se acercó a Jesús y le preguntó: «¿Qué mandamiento es el primero de todos?». Respondió Jesús:Sigue leyendo “Evangelio”

Oración

El sacramento del Orden es conferido por la imposición de las manos seguida de una oración consecratoria solemne que pide a Dios para el ordenando las gracias del Espíritu Santo requeridas para su ministerio. La ordenación imprime un carácter sacramental indeleble