¿No es injusto castigar un pecado de un momento con una eternidad de suplicios?

No; porque la pena de un crimen no se mide por la duración del acto criminal, sino por la malicia del mismo. ¿Cuánto tiempo se necesita para matar a un hombre? Basta un instante; y sin embargo, la justicia humana condena a muerte al asesino; castigo que es una pena, por decirlo así, eterna, puestoSigue leyendo «¿No es injusto castigar un pecado de un momento con una eternidad de suplicios?»

¿Hay más pruebas de la eternidad del infierno?

Sí; la razón nos provee de varias otras pruebas decisivas de la eternidad del infierno. 1º La creencia de todos los pueblos la afirma. 2º La sabiduría de Dios pide como vindicación por la violación de sus leyes. 3º La justicia divina reclama para castigar al hombre que muere culpable de una falta grave. 4ºSigue leyendo «¿Hay más pruebas de la eternidad del infierno?»

La inmortalidad del alma, ¿prueba la eternidad del cielo y la eternidad del infierno?

Las mismas razones que prueban que el alma es inmortal, prueban también que será o eternamente feliz en el cielo, o eternamente desgraciada en el infierno. La vida presente, en efecto, es el tiempo de la prueba, y la vida futura es la meta, el término adonde debe llegar el hombre inteligente y libre. DespuésSigue leyendo «La inmortalidad del alma, ¿prueba la eternidad del cielo y la eternidad del infierno?»

Fin de los tiempos y apariciones marianasSignos precursores del fin del mundo

En la Sagrada Escritura se nos dice que nadie absolutamente sabe cuándo sobrevendrá el fin del mundo. Cristo resucitado advirtió a sus apóstoles que no les correspondía a ellos conocer los tiempos ni los momentos que el Padre ha fijado en virtud de su poder soberano (Hch 1,7). Y en el Evangelio les había yaSigue leyendo «Fin de los tiempos y apariciones marianasSignos precursores del fin del mundo»

Cielo e infierno

Evangelio según san Mateo, 3: 11- 12 «Yo en verdad os bautizo aquí en agua para que hagáis penitencia, pero El que ha de venir después de mí, es más fuerte que yo: cuyo calzado yo no soy digno de desatar. El os bautizará en el Espíritu Santo y en el fuego. Ya tiene elSigue leyendo «Cielo e infierno»

El hacha ya está lista

Evangelio según san Mateo, 3: 7- 10 Viendo a muchos fariseos y saduceos que venían a bautizarse, les dijo: «Raza de víboras, ¿quién os ha enseñado a huir de la justicia que sobre vosotros venía? Haced frutos dignos de penitencia. Y no queráis decir dentro de vosotros mismos: Tenemos por padre a Abraham, porque enSigue leyendo «El hacha ya está lista»

Y son dos caminos hermosos, porque ahora es tiempo de Gracia

Evangelio según san Mateo, 3: 7- 10 Viendo a muchos fariseos y saduceos que venían a bautizarse, les dijo: «Raza de víboras, ¿quién os ha enseñado a huir de la justicia que sobre vosotros venía? Haced frutos dignos de penitencia. Y no queráis decir dentro de vosotros mismos: Tenemos por padre a Abraham, porque enSigue leyendo «Y son dos caminos hermosos, porque ahora es tiempo de Gracia»

Biblia y alma que la toca

“Conmemoración de todos los fieles difuntos. La Santa Madre Iglesia, después de su solicitud en celebrar con las debidas alabanzas la alegría de todos sus hijos bienaventurados en el cielo, se interesa ante el Señor en favor de las almas de todos cuantos nos precedieron en el signo en fe y duermen en la esperanzaSigue leyendo «Biblia y alma que la toca»

Sacrificios de Justicia

El hombre que siguiendo el consejo de David, durante su vida ha ofrecido diariamente a Dios, junto con el sacerdote, el sacrificio de justicia, puede en consecuencia, esperar firmemente en la misericordia divina y decir con el Rey profeta: Dormiré en paz y descansaré en mi tumba hasta el día del juicio final, no temeréSigue leyendo «Sacrificios de Justicia»