Segunda reunión contra Cristo

la siguiente asamblea sucedió en febrero del 782 (año 34 de Jesús), cerca de cuatro meses y medio después de la primera. Dicha asamblea fue ocasionada, ni más ni menos, que por la asombrosa resurrección de Lázaro siendo el mismo Caifás quien proponga la pena de muerte ratificada por unanimidad: «Algunos de los judíos fueronSigue leyendo “Segunda reunión contra Cristo”

Nuestro

Gramaticalmente, “nuestro” califica una realidad común a varios. No hay más que un solo Dios y es reconocido Padre por aquéllos que, por la fe en su Hijo único, han renacido de Él por el agua y por el Espíritu (cf 1 Jn 5, 1; Jn 3, 5). La Iglesia es esta nueva comunión deSigue leyendo “Nuestro”

Oración

Dios todopoderoso, tú que inspiraste a la Virgen María, cuando llevaba en su seno a tu Hijo, el deseo de visitar a su prima Isabel, concédenos, te rogamos, que, dóciles al soplo del Espíritu, podamos, con María, cantar tus maravillas durante toda nuestra vida. Por nuestro Señor Jesucristo

Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya. Bienaventurada tú, que has creído, Virgen María,porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá.Aleluya, aleluya, aleluya. EVANGELIOLc 1, 39-56. ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Lectura del santo Evangelio según san Lucas. EN aquellos días, María se levantó y puso en camino de prisaSigue leyendo “Evangelio”

Santísima Trinidad

Al decir Padre “nuestro”, es al Padre de nuestro Señor Jesucristo a quien nos dirigimos personalmente. No dividimos la divinidad, ya que el Padre es su “fuente y origen”, sino confesamos que eternamente el Hijo es engendrado por Él y que de Él procede el Espíritu Santo. No confundimos de ninguna manera las Personas, yaSigue leyendo “Santísima Trinidad”

Oración

Dios, Padre todopoderoso, que has enviado al mundo la Palabra de verdad y el Espíritu de santificación para revelar a los hombres tu admirable misterio, concédenos profesar la fe verdadera, reconocer la gloria de la eterna Trinidad y adorar su Unidad todopoderosa. Por Jesucristo nuestro Señor

Eutanasia

Para brindar una verdadera muerte digna a una persona se le deben brindar los siguientes cuidados, que bajo ninguna circunstancia se le pueden negar: Asistencia espiritual: es decir, preocuparse por la salvación de la persona; brindarle la oportunidad de recibir los sacramentos, la reconciliación con Dios y con los hermanos. Acompañamiento afectivo: aquí juega unSigue leyendo “Eutanasia”

Las primeras reunión

A consecuencia de la multitud, del testimonio de los ministros (o policía secreta) y de la interpelación de Nicodemo, los fariseos, espantados de los progresos que hacía la predicación de Cristo, provocaron una primera reunión del Sanedrín. El apóstol San Juan (Jn 9,22) refiere el envío de los ministros para apoderarse de Él, añadiendo aSigue leyendo “Las primeras reunión”

Abraham, David y Cristo

Abraham fue el primero que mereció el testimonio de la fe “porque creyó a Dios y le fue imputado por justicia” ( Rom 4,3 ). Así también debió ser indicado como fundador del linaje de Cristo, porque mereció primero la promesa de la institución de la Iglesia por estas palabras: “Y en ti serán bendecidasSigue leyendo “Abraham, David y Cristo”