Señor, quédate con nosotros, que se hace tarde y anochese



¿Cómo ve reflejados los misterios de la Sagrada Pasión del Señors en la Iglesia de hoy en día?

Como Cuerpo Místico de Cristo y Esposa suya, la Iglesia debe pasar por los misterios de su Divino Esposo. La actual crisis es, sin luga a dudas, el momento de mayor y profundo sufrimiento de la Iglesia, de su participación más intensa en la Sagrada Pasión de Cristo. La mayor persecución de la Iglesia no la realizan sus enemigos de fuera, sino que procede de los enemigos que están dentro: personas despiadadas y sin fe que se las han ingeniado para alcanzar altos e influyentes cargos en las estructuras eclesiásticas. Cuando Cristo sufrió en Getsemaní, no recibió el apoyo de sus apóstoles, incluyendo a los tres que se llevó con Él al Huerto de los Olivos y que se durmieron mientras Él rezaba y sufría las angustias espirituales más profundas, su agonía. Cuando Cristo fue arrestado e interrogado, el apóstol Pedro, a quién constituyó como roca visible de su iglesia, lo negó de manera cobarde en tres ocasiones. Cuando Cristo fue crucificado, solo un apóstol se mantuvo fiel a su lado, San Juan, junto a Nuestra Señora y a las otras santas mujeres. De las circunstancias de la Pasión, podemos deducir mejor el sentido espiritual e incluso místico de la Esposa de Cristo, la Iglesia. La actual crisis interna de la Iglesia representa la forma más profunda de sufrimiento, por cuanto la Iglesia es ahora perseguida, azotada, despojada y ridiculizada no por sus enemigos, sino por un gran número de sus pastores, muchos de ellos sucesores de los Apóstoles, muchos traidores del estamento clerical, que son los nuevos Judas. En este punto he de mencionar las siguientes palabras del arzobispo Fulton Sheen, escritas en 1948, pero que son ahora llamativamente relevantes en la actual situación: «[ Satán] establecerá una contra- iglesia que será una imitación de la Iglesia. Tendrá todas las notas y características, pero del revés, y la vaciará de su divino contenido… El Falso Profeta tendrá una religión, pero sin la Cruz. Una religión sin una vida futura. Una religión que destrozará religiones. Habrá una falsificación de la Iglesia. La Iglesia de Cristo será una y el Falso Profeta creará la otra. La falsa iglesia será mundana, ecuménica y global. Serán federaciones sueltas de iglesias y religiones, formando algún tipo de asociación global, un mundo parlamentario de iglesias. Estará vacía de contenido divino; será un cuerpo místico del Anticristo. El Cuerpo Místico de hoy tendrá su Judas Iscariote, y él será el Falso Profeta. Satán lo reclutará de entre nuestros obispos»

Athanasius Schneider. Christus vincit!

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: